Domingo, 29 Mar,2020
Editorial / MAR 29 2020

El eslabón perdido

Hay una escena de este alarmante capítulo mundial que no ha sido contada y por eso tantas preguntas cuyas respuestas podrían ser más preocupantes que el virus.

El eslabón perdido

Por primera vez con tanta prolijidad los gobiernos de diferentes países del mundo, incluido Colombia, y los medios de comunicación, rinden día a día un informe detallado de pacientes de alguna enfermedad. En un hecho sin precedentes la comunidad recibe diariamente los reportes de enfermos, recuperados y fallecidos por COVID-19. Hay aplicaciones para celular, múltiples portales virtuales y boletines oficiales a mañana y tarde en los que se puede saber cuántas personas han contraído la enfermedad, si están en casa o en un hospital, qué edad tienen, si llegaron al país enfermos o se enfermaron acá. Un sistema informativo detallado y valioso que por primera vez se implementa. ¿Qué no había pasado antes y ahora sí con este virus para tanta eficiencia informativa?

El mundo será otro después de esta pandemia, el coronavirus hizo que por fin llegara una pausa colectiva para tomar un segundo aire y de paso que el planeta tomara también un nuevo aire. Muchas cosas buenas habrá cuando esta emergencia se supere, ojalá se sepan aprovechar. ¿Aprenderemos la lección y todo lo que hoy se extraña se va a empezar a respetar y a valorar?

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen en el mundo 650.000 muertes por enfermedades respiratorias relacionadas con la gripe estacional. La gripe, también llamada influenza, según la Organización Panamericana de la Salud, es una enfermedad respiratoria contagiosa que infecta la nariz, la garganta y los pulmones y puede ocasionar episodios leves y graves, por eso recomiendan aplicarse una vacuna antigripal una vez cada año. No vamos, porque no nos corresponde ni tenemos competencia para tal fin, a comparar la estadística ya citada de la OMS con el presente del COVID-19. Pero lo que sí tenemos derecho a preguntar es ¿por qué el coronavirus sí puso en jaque al mundo?

Todas las medidas adoptadas para atenuar el número de infectados por COVID-19 son pertinentes y justificadas. Estamos ante una amenaza mundial que ha cobrado y cobrará la vida de miles de personas. Por obvias razones los adultos mayores son, como pasa en cualquier escenario junto con los niños, los grupos poblacionales más vulnerables. El aseo permanente, el aislamiento social y el cierre de fronteras eran urgencias. Estas medidas, con la rigurosidad que se acatan ahora, no se habían considerado antes, había prevalecido la estabilidad económica por encima de la calidad de vida. ¿Por qué este virus tiene corona?

10.892 comparendos en una semana a personas por incumplir el toque de queda, es una cifra que podría interpretarse como que los colombianos le tienen más miedo al hambre y el desempleo que al coronavirus. Muchas cosas ha puesto en su lugar la pandemia y varios retos, incluso al nivel del brote, va planteando la emergencia por la que atraviesa el país. ¿Cómo contener a los colombianos en sus casas y cómo aliviar la muy enferma estructura de salud del país?

Estos dos retos, de tamaño superlativo, tienen que ocupar la agenda presidencial. Prueba de fuego para un mandatario que a duras penas ha logrado mantenerse a flote en los dos años que lleva gobernando contra corriente, en aguas agitadas y con la orilla todavía lejos. Los esfuerzos mayúsculos, pero además cortos, del gobierno Nacional para intentar aliviar lo básico de millones de colombianos confinados en sus casas genera una gran incógnita. ¿Cómo reactivar económica y socialmente un país paralizado por este virus?

El segundo reto, una montaña fuera de categoría que debe escalar el ejecutivo nacional, el bienestar de un país que no encuentra en su sistema de salud mínimas garantías, y no por incapacidad de los profesionales de la salud, que dan todo de sí, pero que no tienen herramientas, ni estabilidad, ni el mejor escenario para ser todo lo bueno que pueden llegar a ser. ¿Qué hacer, una vez superado este virus, para que la próxima pandemia no vuelva a arrinconar a una nación?

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net