Ciencia y Tecnologí­a / SEPTIEMBRE 12 DE 2021 / 1 mes antes

No saber leer y escribir: ¡Qué desgracia!

Autor : Diego Arias Serna

No saber leer y escribir: ¡Qué desgracia!

Triste y lamentablemente, pobreza y analfabetismo van de la mano. En el mundo, millones de niños como estos, olvidados por los Estados y los gobiernos, jamás pisarán las aulas de una escuela. 

La alfabetización permite que las personas se emancipen y mejoren sus vidas proporcionándoles más capacidades para escoger la manera de vivir que pudiera resultarles más conveniente: Unesco.

La comunicación usando la palabra, ya sea oral o por escrito, ha sido un elemento que ha contribuido al avance de la humanidad, porque permite el entendimiento entre grupos sociales diferentes, genera cultura, hace posible la divulgación de los avances científicos y tecnológicos. Ello también debiera permitir que el ciudadano eligiera adecuadamente a quienes participan en contiendas electorales, entender el problema de la contaminación del planeta y las posibles soluciones o que al menos ralentiza su ‘defunción’. Además, una educación crítica podría evitar guerras, etc. Son, pues, muchos los temas que indican la importancia de leer y escribir bien. 

 Por eso, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia, Unesco, estableció el 8 de septiembre como el Día Internacional de la Alfabetización 2021, por lo que el miércoles pasado se celebró bajo el lema: “Alfabetización para una recuperación centrada en las personas: reducir la brecha digital”, Según su página web, desde 1967 esa fecha se celebra cada año en el mundo para recordar la importancia de saber leer y escribir, como factor de dignidad y de derechos humanos, así como para lograr avances en la agenda de alfabetización con miras a una sociedad más instruida y sostenible. 

 De acuerdo con ese portal institucional “la crisis provocada por la Covid-19 creó trastornos sin precedentes en el aprendizaje de los niños, jóvenes y adultos, se acentuaron las desigualdades ya existentes en cuanto al acceso a oportunidades de alfabetización significativas, afectando de manera desproporcionada a los 773 millones de jóvenes y adultos no alfabetizados”. Agrega: “La rapidez con que se pasó a un aprendizaje a distancia también desnudó la fractura digital que persiste en términos de conectividad, infraestructura y capacidad para utilizar la tecnología, así como las desigualdades que existen en otros servicios, tales como el acceso a la electricidad, limitando las oportunidades de aprendizaje”. 

 No obstante, la pandemia recordó el papel que desempeña la alfabetización. Más allá de su importancia inherente como elemento del derecho a la educación, esta permite que las personas se emancipen y mejoren sus vidas, proporcionándoles más capacidades para escoger la manera de vivir que pudiera resultarles más conveniente. También es un factor del desarrollo sostenible. La alfabetización es parte integrante de la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, basados en el humanismo, tal como lo describe el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 y, en este sentido, es esencial para la recuperación centrada en el ser humano tras la crisis de la Covid-19. 

Analfabetas funcionales 

Pero la alfabetización no es un asunto que se resuelve yendo a la escuela. Si la niñez y juventud van a la institución educativa y esta es mediocre, entonces, entre otras cosas, aparece el analfabetismo funcional, fenómeno muy marcado en las nuevas generaciones. Pero, ¿qué se entiende con el término analfabetas funcionales? Son aquellas personas que, aunque están o estuvieron escolarizados, tienen dificultades para entender las ideas y conceptos escritos por otros, y comunicar en forma estructurada los suyos propios. Es decir, sólo leen palabras o frases de forma aislada, sin hacer conexiones de una idea o concepto, aún más, sin poder plantear una crítica a lo que se expresa. 

Este asunto no es nuevo en Colombia, y aunque en estos tiempos se habla más de él, desde el siglo XIX ya se discutía, como se indica en la siguiente reseña histórica: el 13 diciembre de 1872, el ministro de Instrucción Pública, Dámaso Zapata (1833-1888), presentó ante el Congreso un informe en el que aludía al problema de la alfabetización, y que por esa época se le llamaba instrucción. Zapata planteaba el fracaso de las políticas públicas en esta materia cuand no se presta atención a lo que sucede en las instituciones educativas. 

Veamos lo que afirmaba dicho funcionario, escrito a la usanza de la época: “Es innegable que en la generalidad de los casos los niños pierden años enteros en las escuelas recargando su memoria de conocimientos que aprenden i repiten mecánicamente, i que olvidan tan luego como se retiran de ellas. Raras veces se observa que en las escuelas que tenemos se desarrollen las facultades de los educandos; que se les acostumbre a pensar, juzgar i obrar rectamente (…). Nótese por el contrario que los niños que concurren por largo tiempo a las escuelas, sin otro objeto que el de aprender de memoria unos cuantos catecismos, acaban por aborrecer el estudio, se hacen desidiosos, i en lugar de desarrollarse física i moralmente, enervan sus naturales facultades”. 

Cosas parecidas se siguen expresando desde entonces, con la novedad del uso de las tecnologías, que se convierten en otro aspecto del engaño y la corrupción. Como dice Yor Mary Llanos Gutiérrez, instructora asociada del programa de Cursos de Contexto, e investigadora de la universidad Central, en su documento: “La alfabetización en Colombia: ¿repensar la educación más allá de las metas oficiales?” Ella afirma: el problema de la alfabetización en Colombia no se resolverá con la ampliación de la cobertura y con la medición de índices (verdaderos o falsos) que no corresponden a las demandas que se dan en el plano de la realidad; más bien, obedece a un problema más profundo de identificación con lo que somos como pueblo de muchas regiones y muchas mentalidades. 

 Recomendado: ¿Dónde vamos a vivir?

 Crítica, reflexión y creación: necesarios 

 Llanos Gutiérrez reflexiona: “¿Para qué queremos una sociedad que asista a las instituciones educativas? ¿Para llenar encuestas y estadísticas que se puedan mostrar en los noticieros y sirvan para modelar campañas políticas, o para llevar al país por los nuevos senderos de la creación, lo que sólo se logrará cuando sus ciudadanos aprendan a pensar?” Para ella la clave está en fomentar la crítica, la reflexión y la creación. 

  Pero el analfabetismo es más que saber leer y escribir de manera reflexiva y creativa. Toma diferentes manifestaciones y el dominio de la palabra oral o escrita, como se expresó al inicio, beneficia diferentes aspectos de la vida de las personas. Por ejemplo, asume una posición crítica ante las versiones de diferentes religiones, no se deja engañar de quienes gobiernan, no permite que se les explote con patriotismos falsos, y lo más importante, le “saca el máximo jugo” a la lectura de un libro ya sea de ciencias naturales, matemáticas, ingenierías o ciencias sociales, y a medida que avance en la formación académica, ‘explota’ al docente cuando expone su clase o da asesoría. 

Así que se debe hablar de diferentes analfabetismos: el científico y matemático, el tecnológico, en particular el digital, el democrático, el climático y ecológico, el de la salud, (en particular la pandemia), el religioso, etc. Por eso, no es cierto que estemos en el siglo del conocimiento, como se designó al XXI. Porque lo que se percibe es el desgano de la sociedad por enterarse de lo que le pasa al planeta, por el avance científico y tecnológico, el por qué de los conflictos sociales en un país, como el nuestro, o entre países como la China y EE.UU. o países árabes y occidente. Lo delicado del problema es que lo más afectado con el analfabetismo es la escuela. 

Analfabetismo: secuelas en la economía 

 Si la escuela es la institución donde la niñez, la juventud y los adultos se forman, ¿qué sociedad se puede construir si allí se alimenta el analfabetismo? Sólo toca pensar en la clase de gobernantes que manejan varios países, o fijarse cómo se expresan en los medios muchos periodistas, por no mencionar a las mujeres que participan en reinados de belleza y escucharlas cuando dan entrevistas. En estos casos se puede decir que Cervantes debe sufrir mucho en el más ‘allá’, al enterarse de la forma como maltratan al castellano. 

Por otra parte, si la niñez y los adolescentes no van adquiriendo un dominio del lenguaje materno y las matemáticas, a medida que ascienda por la “escalera de la escuela”, es obvio que la deserción tendrá que presentarse y ante la crisis económica, rápidamente van a la calle y estando allí, están a un paso en caer a la drogadicción y el vandalismo, generando un problema social, afectando la familia y, luego, exigiendo del gobierno inversiones económicas para resolver un problema que el mismo sistema engendró. 

Ya se sabe que lo que inicia mal, termina mal; y si la educación básica tiene deficiencias en lectura y escritura, además en la formación en matemáticas, dos núcleos de formación claves en la primaria y la secundaria, evidentemente que cuando se llega a la universidad el dicente no tiene cómo asumir la formación en la educación superior. Ese ha sido el dolor de cabeza de los docentes universitarios, y el factor que más influye en la deserción escolar. Pero para las instituciones de educación es muy importante que el abandono escolar no se dé. Así que se hacen ‘maromas’ para que todos o casi todos se gradúen. 

Como resultado de lo anterior, tenemos edificios y puentes que se caen, carreteras con peraltes mal hechos, hidroeléctricas con fallas estructurales, urbanizaciones con deficiencias, abogados que enredan la pelea entre dos sordo-mudos, etc. Como si fuera poco, el fenómeno de la corrupción se manifiesta más fácilmente cuando el profesional está mal preparado. Así que el analfabetismo hace mucho daño y genera pérdidas económicas a la sociedad. 

  



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net