Ciencia y Tecnologí­a / SEPTIEMBRE 18 DE 2022 / 2 meses antes

¿Se conocerán los inicios del universo?

Autor : Diego Arias Serna

¿Se conocerán los inicios del universo?

Los nuevos hallazgos del Telescopio Espacial James Webb, deberían hacernos tomar mayor conciencia de que al mirar hacia arriba, el infinito universo nos está mostrando que los humanos – tan soberbios, pretenciosos y arrogantes – somos “casi nada” en esta inmensidad.

“Estamos preparados para iniciar nuestro viaje a los primeros días de nuestro Universo con este observatorio de categoría mundial”, manifestó el responsable de Ciencia de la ESA, Günther Hasinger.
 

El telescopio Espacial James Webb (Tejw) fue lanzado el 25 de diciembre 2021 al más allá con gran optimismo, por todo lo que se pretendía descubrir: nuevas galaxias y estrellas, así como sus nacimientos; encontrar exoplanetas, responder preguntas tanto de cosmología como de astronomía y ‘llegar’ muy cerca del inicio del Big Bang. La ambición de los científicos llegaba hasta poder entender con más claridad sobre la energía oscura. Es decir, el TJW pretende ‘ir mucho más allá de lo descubierto por los telescopios Hubble y Spitzer.

Así que el universo conocido está quedando pequeño desde julio, que como dice la Nasa, el telescopio envió la primera imagen. La agencia espacial expresó el 12 de julio: “La Nasa revela las primeras imágenes del telescopio Webb de un universo nunca antes visto. Este paisaje de “montañas” y “valles” salpicadas de estrellas brillantes es en realidad el borde de una joven región cercana llamada NGC3324 en la nebulosa de Carina. Capturada en luz infrarroja por el nuevo telescopio, esta imagen revela por primera vez zonas de nacimientos de estrellas antes invisibles”.

Como destaca la agencia espacial, este es el comienzo de una nueva era en la astronomía. Esta investigación es una colaboración internacional entre la Nasa, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA). El Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa fue responsable de gestionar el esfuerzo de su desarrollo.

El principal socio industrial es Northrop Grumman. El Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial es el encargado de operar Webb a partir de su lanzamiento. Así que este proyecto es una propuesta de un grupo amplio de investigadores de unos 14 países. Por eso, Josef Aschbacher, director general de la ESA, cuando se dio a conocer al mundo la primera imagen expresó: “Sólo con el trabajo en equipo, la dedicación y el impulso humano de superar los límites y explorar hemos llegado a este momento histórico de ver la imagen más profunda del Universo temprano hasta la fecha”.

Además, el telescopio cuenta con una serie de instrumentos infrarrojos de alta resolución, que trabajan juntos para poder revelar las estrellas, la estructura y la composición de la nebulosa con máximo detalle, lo que antes era imposible. El infrarrojo es parte del espectro electromagnético que no es visible y con este telescopio es posible ‘verlo’, como se ve una variedad de colores.
 
Se descubrieron estrellas en formación

Desde el 12 de julio el Tejw, con las imágenes captadas, ha sorprendido y deslumbrado a la comunidad científica y la humanidad en general. En este artículo dominical se presentarán algunos de estos descubrimientos. El 8 de septiembre del año en curso, ese “inmenso ojo infrarrojo” enseñó miles de estrellas en la nebulosa Tarántula. Las imágenes captadas por el telescopio proporcionan información sobre estrellas y galaxias en la Gran Nube de Magallanes, que hasta el momento no habían sido detectadas.

Esta es una galaxia enana, satélite de la Vía Láctea, donde está ubicado el sistema solar. Se encuentra a 163 mil años luz de distancia. Se recuerda que un año luz es una medida de longitud empleada en astronomía que equivale a la distancia que recorre la luz en un año, aproximadamente nueve billones de kilómetros (km). Para que se imaginen qué tan cerca está de la Tierra, pueden compararlo sabiendo que la distancia Sol – Tierra es de 150 millones de km. 

Aunque se le conoce como la Nebulosa de la Tarántula, el nombre formal es 30 Doradus. El primer nombre se debió a que visualmente se parece a un arácnido, de acuerdo a las fotografías que en el pasado tomó el satélite Hubble, donde se apreciaban unas ‘patas’ delgadas formadas por filamentos de polvo y gas. La poderosa visión en el espectro infrarrojo del telescopio ha descubierto miles de estrellas en formación en esta nebulosa que hasta ahora no habían sido detectadas.

La imagen de la nebulosa tomada por la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) recuerda al hogar de una tarántula excavadora, forrado con su seda, según la describe la ESA. La cavidad de la nebulosa, que puede verse en el centro de la imagen, se debe a la radiación abrasadora de un cúmulo de estrellas jóvenes masivas, que brillan en azul pálido en la imagen. 

Las zonas circundantes más densas de la nebulosa son las únicas que resisten la erosión de los poderosos vientos estelares de las estrellas jóvenes, formando pilares que contienen protoestrellas en formación, las cuales acabarán saliendo de su polvorienta envoltura para dar forma a la nebulosa.
 
Descubren un exoplaneta

Hay que decir que las imágenes captadas por el telescopio y que llegan a la Tierra, deben limpiarse de rayos cósmicos, reflejos estelares y colorearlas, para que las personas puedan ver los datos que los expertos deben analizar. Los exoplanetas también son captados por este “inmenso ojo”. La imagen de uno de ellos se anunció por la Nasa el pasado 2 de septiembre.

El exoplaneta ‘HIP 65426 b’ tiene entre 15 y 20 millones de años de edad, además, fue descubierto en 2017 por el instrumento ‘Sphere’. Con los instrumentos del telescopio se puede anular la luz de la estrella anfitriona a la que orbita un planeta para captarlo. Días antes de este descubrimiento, el 26 de agosto, lograron detectar dióxido de carbono en la atmósfera un exoplaneta, la primera evidencia clara de este gas en un planeta fuera del Sistema Solar.

La detección se realizó con el espectrógrafo de infrarrojo. El exoplaneta WASP-39b orbita muy cerca de su estrella y tiene una temperatura de alrededor de 871º.

El telescopio James Webb, sigue dando sorpresas. Ha revelado una imagen de la ‘galaxia fantasma’ M74. Observación que identifica las regiones de formación de estrellas en las galaxias, así como medir con precisión las masas y edades de los cúmulos de estrellas.

Este dispositivo que está corriendo las fronteras del universo, por estas fechas entregó fotografía de la estrella más lejana conocida, que está a 13 mil millones de años luz. En este caso, un usuario de Twitter ha ampliado la imagen para que resulte más fácil de encontrarla. La estrella está tan lejos que casi no se puede percibir dentro de la fotografía. En este caso, hay que resaltar que un aficionado de la astronomía contribuyó e hizo su aporte en este descubrimiento.

El telescopio se hace competencia, porque en estos días ‘tomó’ la fotografía de una galaxia que está a 35 mil millones de años luz. Se considera que se formó 235 millones de años después del origen del Universo y, además, es la más lejana conocida por la humanidad.


Temas Relacionados: nuevos hallazgos Universo Telescopio

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net