Ciudad / DICIEMBRE 07 DE 2021 / 1 mes antes

Luz Aneth Botina Barbosa es la Mujer Comfenalco 2021

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Luz Aneth Botina Barbosa es la Mujer Comfenalco 2021

Luz Aneth agradeció a sus compañeras de fundación, a quienes reconoció como personas llenas de amor, sentimiento que es la clave para trabajar por el bien general social.

El jurado valoró su sacrificio, su amor y las acciones en favor de las mujeres necesitadas, cabeza de familia y en embarazo a través de la Fundación Mujer Proactiva.

Por su labor en favor de las mujeres cabeza de familia y por las necesitadas en embarazo, así como por personas en aprietos, Luz Aneth Botina Barbosa fue elegida como la Mujer Comfenalco 2021.

El jurado, integrado por María Elena López Jordán, Federico Benítez González y María Cristina Mejía Arcila, destacó el positivo impacto y alcance de la obra de la quindiana, líder de la Fundación Mujer Proactiva de Armenia.

“Desde hace 8 años se dedica a proteger a las mujeres, madres cabeza de hogar, mujeres embarazadas y a personas vulnerables y enfermas, brindándoles ayuda y herramientas de formación para la vida y capacitación en actividades productivas”, resaltaron desde la caja de compensación familiar Comfenalco.

Luz Aneth trabaja bajo un modelo de economía circular que implica compartir, reutilizar, renovar y reciclar, no solo como apoyo solidario, sino como una contribución a la sostenibilidad ambiental.

La Fundación Mujer Proactiva implementa, por ejemplo, el Baby Shower Solidario, una iniciativa a través de la cual, las mujeres cuando dan a luz firman, a manera de comodato, un documento de devolución de lo que reciben. “Los primeros elementos de alta durabilidad, como ropa, deben regresar a los 3 meses, y las demás, como coche y corral, a los 9 meses o más, y son reutilizadas hasta 7 y 10 veces por madres que los necesitan”.

 

Más que empatía, amor

Luz Aneth no ocultó la emoción por ser la gran protagonista de la versión 28 del Premio Comfenalco a la Mujer, no esperaba ganar el galardón y todo, según dijo, se debe a “la gracia de Dios”.

Al tiempo, recordó el sufrimiento vivido cuando dio a luz a su cuarta hija, a pesar de estar solitaria en ese momento, del delicado estado de salud de su ser querido, no perdió la fe.

“Para mí es un reconocimiento muy grande, de hecho, no tengo las palabras para expresar esta emoción que tengo, porque realmente nunca me lo esperaba, pero siento que la gloria es para Dios quien le dio vida a mi hija que es un milagro y gracias a ella se está haciendo esta labor”.

Su Fundación Mujer Proactiva está centrada en ayudar a aquellas mujeres necesitadas, mayores de edad que, en muchas ocasiones, no reciben el apoyo como sí lo tienen las menores de 18 años.

Afirmó que no fue su idea inscribirse al Premio Mujer Comfenalco, sino que sus compañeras de fundación fueron las que la motivaron a dar ese paso: “Ellas mismas me decían que me postulara, yo veía difícil que se diera eso, hasta que me convencieron, me inscribí para este año, que fuera lo que quisiera Dios y el resultado fue inmenso”.

El mensaje que envió fue tener en cuenta siempre el amor: “Las damas que quieren ser parte de la fundación tienen que tener mucho sentido social, tienen que amar a su prójimo. Una cosa es tener empatía y otra es el amor, la empatía está bien porque nos hace sentir como seres humanos, pero tenemos que tener amor porque sin ese sentimiento no somos capaces de ayudar a otros. Cuando tenemos empatía sentimos lástima, pero continuamos nuestro camino como si nada, requerimos de mucho amor y lo tienen mis mujeres proactivas que me acompañan a llegar donde hay catástrofes o incendios a efectuar la labor social, a llevar un rato de alegría”.

También leer: Unicentro entrega compostaje a la asociación de mujeres para producir café

Las demás homenajeadas

En la ceremonia se destacó a Daniela Aristizábal Gómez con el segundo lugar, quien, por 8 años, ha implementado en la granja de su familia las prácticas agroecológicas que difunde entre comunidades campesinas, estudiantes, niños y jóvenes.

Es la fundadora del Mercado Campesino de Calarcá, conformado por 65 familias que se han ido sumando a las mejores prácticas agroecológicas, para la comercialización de productos de primera calidad a precios justos.

Entre sus logros más destacados se registró la asistencia técnica agropecuaria a más de 1.000 familias, con énfasis en la transición a la agroecología a través de la Granja Ecológica La Esperanza y la empresa familiar Inbionova.

En el tercer puesto, el jurado determinó que fuera Johana Bolaños, líder comunitaria en el barrio La Mariela de Armenia, quien, desde hace 10 años, y a través de su proyecto social Abriendo Caminos, ha desarrollado programas en favor de 150 niños, 50 adultos mayores y labores de reciclaje por la protección del medio ambiente.

Durante la pandemia, la labor no se detuvo. La atención a esta población llegaba reuniendo pequeños grupos para acatar los protocolos de bioseguridad. Con estos espacios,

Johana busca hacerlos conscientes de lo importantes que son para la sociedad. Bajo la figura de padrinos, Johana consigue que personas con recursos apoyen a niños y otras comunidades vulnerables de su barrio.

Así mismo, se otorgaron 2 menciones de honor, la primera para Leidy Julieth Ramírez Carmona, quien se ha dedicado a mejorar la calidad de vida de niños con enfermedades de alto costo y diferentes síndromes pertenecientes a población vulnerable del Quindío, a través de donaciones, comercialización de reciclaje, bazar solidario y un café social con el que genera empleo a voluntarios y madres cuidadoras.

Es el propósito de esta publicista quindiana que creó, en 2015, la Fundación Lazos Humanos. Con su proyecto ha generado bienestar a cerca de 350 familias de niños con enfermedades de alto costo.

La segunda mención fue para María Eugenia Suárez Martínez, encargada de satisfacer necesidades básicas de la población vulnerable —desplazados, discapacitados, migrantes, niños, mujeres, población carcelaria y ancianos—, es el principal propósito de esta magíster en educación y docente de la institución educativa Santa Teresa de Jesús, de Armenia.

Además, desde hace varios años viene trabajando con niños desertores de la educación y, especialmente, con familias en condición de pobreza extrema, a quienes ayuda como comunidad marginal, para que inicien emprendimientos que les permitan continuar con sus vidas en condiciones de dignidad.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net