l

Cultura / OCTUBRE 24 DE 2023 / 4 meses antes

Entre sombras y cicatrices: dos historias del Salón de Artistas Quindianos 2023

Autor : Laura Maria Espinosa Estrada

Entre sombras y cicatrices: dos historias del Salón de Artistas Quindianos 2023

Hasta el 26 de octubre, estas y muchas obras más hacen parte de la exposición que más de 40 artistas de la región se arriesgaron a proponer en los 5 puntos clave que conectan por toda la ciudad. 

Como quien encuentra en su sentir y vivir su propia fuente de inspiración, una inspiración que incluye dentro de sus matices monocromáticos la mirada de la melancolía, las historias y los recuerdos, así empieza la historia de Héctor Fabio Estrada Zea. 

Soñador, disciplinado y trabajador, apelaciones que caben dentro de la descripción de este joven de 17 años, ese mismo que descubrió el arte en su ser desde los 7 años y desde ahí, no ha podido encontrar escapatoria a la necesidad de redescubrir y plasmar en una hoja, cualquiera que sea, con un lapicero, cualquiera que sea, eso que brota desde lo más transparente su ser. 

Empezó haciendo retratos, esos que después de hechos, le mostraban la posibilidad y la necesidad de conseguir dinero a través de ellos, dinero para alivianar su situación económica. 

Con la intención de dibujar y no dejar de hacerlo,  las muestras un poco más crudas, reales y de gran tamaño fueron tomando forma en sus manos, y la utilización de piezas de cartulinas, para comprender una etapa, la etapa que describe como la más dura de su vida, la adolescencia. 

A blanco y negro, fue así como en el proceso de adquirir conciencia sobre su propia vida y existencia, la bruma de su mente, los problemas y esa latente necesidad de enfrentar todos estos cambios, le hicieron sumergirse en un papel para a través de él, contar todo lo que con palabras no se atrevía. 

Como sinónimo de la melancolía, este artista utiliza en cada una de sus obras las tonalidades de grises, blanco y negro y estos matices corresponden a cada una de esas palabras que  Héctor no se atreve a mencionar, motivo que, refiriendo a sus vivencias, en especial las familiares, lo llevaron a hacer parte de la vigésima exposición del Salón de Artistas Quindianos, espacio que, aludiendo a la finca ‘El Refuerzo’ representa la situación actual del campo Colombiano, ese campo que por años enteros acogió a una persona de sus afectos, su abuela. 

“En decadencia, bajo la sombra del menosprecio, obligado a buscar alternativas para mantenerse presente en nuestra nación, optando así por realizar una simbiosis con la modernización y crear posibilidades para sobrevivir en un mundo que avanza y retrocede simultáneamente por su búsqueda de una transición que pase de lo natural a lo artificial”, dice.

Un campo monocromático, título que, en esta y casi todas sus obras, alude a la condición médica del daltonismo acromático, una condición que imposibilita percibir colores que se escapen de la escala de grises, pero he ahí la respuesta a la pregunta sobre ¿qué tiene que ver el daltonismo acromático con el campo? y es justamente esa la respuesta de la obra y las técnicas utilizadas por este melancólico joven en la misma. 

“El campesino, al avanzar aparentemente en dirección opuesta al resto del mundo por el hecho de vivir rodeado de verdes y marrones, alejándose del humo y casi desconociendo el mundo digital, empieza a notar lo difícil que es mantener el verde a su alrededor cuando el poder de la sociedad que consume sus frutos, destruye sus cultivos y minimiza el mismísimo valor de sus trabajadores rurales simplemente decide terminar poco a poco con aquello que representa su propia cultura. Es allí entonces, cuando el campesino, se vuelve incapaz de percibir los verdes, marrones, y las combinaciones inimaginables de colores que conviven a diario con él”.

Cicatrices

En el mismo espacio, el Salón de Artistas Quindianos, pero situados en las instalaciones de la biblioteca de Comfenalco, se encuentran repartidos en 32 ensamblajes, los sentimientos, recuerdos y situaciones personales que remiten al artista Jorge Gustavo Valencia al dolor.

Como un profesional de las artes plásticas, graduado de la Universidad de Caldas, en Manizales, así se distingue Jorge Gustavo Valencia, un hombre que lleva más de 40 años en el proceso artístico.  

Jorge Gustavo Valencia.

Desde pequeño e interesado por el dibujo, Jorge empezó a identificarse por sus capacidades artísticas, esas que mediante la pintura, el dibujo y la cerámica, lo llevaron a relacionarse en un ambiente rodeado de color. Con su formación con profesores particulares, el traslado hacia Bellas Artes, en Manizales, no representó un cambio rotundo, pues sus conocimientos en las distintas técnicas ya estaban fundamentados. 

Desde segundo año de su carrera profesional, empezó a exponer los trabajos de la universidad, convertidos a obras, esas mismas instalaciones que intervendrían espacios en distintas ciudades del país, reflejando vivencias que desde la infancia han marcado la vida del artista, convirtiendo cada una de estas en un diario, bitácora o relato de diversas vivencias relacionadas con la religión y la influencia de haber crecido en un colegio católico. 

Instalaciones y más instalaciones han ido influyendo y siendo parte fundamental de su vida artística, espacios donde el artista propone el concepto dentro de un contexto deseado, y estas pueden presentarse en cualquier espacio y ser realizadas con los más variados materiales, medios físicos, visuales o sonoros, en ocasiones, intervenidas con otras disciplinas artísticas como la fotografía, el videoarte o el performance. Este medio, como una herramienta que le hace no sentirse limitado, le permite a Jorge Gustavo crear una experiencia de interacción con el espectador para despertar sentimientos o reflexiones, y lo más importante de ello verse reflejado y a través de su propia experiencia y sentir, transmitir. 

De forma enigmática, tal vez por la casualidad que existe entre todo aquello intangible pero atraído por lo que tiene que suceder, con ‘Cicatrices’ completa su muestra número 100, justo en el lugar que le dio vida a su exposición número 1, coincidencia que representa un valor agregado de un montaje que, sobre un color magenta, enigmático, misterioso y singular, se convierte en la ilustración de extrañas paradojas. 

En un recorrido por diferentes etapas de la vida de Jorge se convierte este espacio representado por medio de 32 ensamblajes mencionados que relacionan diversos objetos de las variadas procedencias, esos mismos que dentro de un espacio iluminado y con las luces rojas, azules puras y blancas que le rodean, hacen a quien les visite, observe y analice atestiguar un simbolismo de letras, expresiones, dibujos, juguetes, cruces y fotografías, que remiten a heridas profundas y duraderas, aquellas causadas por conductas que se encuentran expresadas en episodios de intolerancia, discriminación y desprecio por  un ‘Yo’ diferente ante la sociedad. 

“Tuve que afrontar muchas cosas mientras estaba pequeño y mucho de eso se ve en ‘Cicatrices’, los recuerdos de cosas impuestas, y la discriminación que viví. Esta instalación cuenta cosas muy íntimas, que solo mi familia las conoce y las puede identificar, y esa es una de las cosas que más me gusta cuando decido poner en escena de las instalaciones; mi familia siempre me acompaña y empiezan a ver cosas que sucedieron, es muy bonito esto. Cuando decido mostrarlo al espectador, pienso que sobre todo, muchas personas de mi edad vivimos cosas parecidas o semejantes, por medio de esta las personas tienen la oportunidad de reflejarse de forma directa e indirecta”. 


Temas Relacionados: Salón de Artístas Quindianos

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net