Curiosidades / DICIEMBRE 27 DE 2021 / 4 meses antes

Cómo sobrellevar el duelo durante las fiestas de fin de año

Autor : Natalia Ospina Duque

Cómo sobrellevar el duelo durante las fiestas de fin de año

 Cuando fallece un ser querido, ciertas fechas se convierten en un mal trago. Por eso mismo, aunque la Navidad sea una época feliz para muchos, para otras personas son fechas complicadas.

Cuando ocurre una pérdida reciente, ya sea de un familiar o de un amigo querido, la silla vacía en la mesa de Navidad y Año Nuevo puede acrecentar el dolor y hacer que la persona se enfrente con un cóctel de emociones complicado de digerir.

Todo duelo tiene 5 etapas según los expertos: negación, ira, negociación, depresión y aceptación, esto por lo general puede tener una duración de un año, aunque en otras ocasiones puede prolongarse un tiempo más.

No obstante, la pérdida de un ser querido implica una experiencia muy diferente. Este año, la ausencia y el vacío son los nuevos invitados, unos invitados que promueven diversos estados emocionales como tristeza, apatía, rabia o, incluso, culpa. De esta forma, la Navidad pasa a convertirse en un auténtico terror, un periodo en el que el abandono de cualquier tipo de celebración, o el sentimiento de obligación de mantener las reuniones y cenas familiares, dan lugar a una experiencia silenciosa de duelo capaz de generar un gran malestar en las personas afectadas.

Consejos para ayudar a gestionar el duelo en Navidad

Tener una reunión familiar previa: En esta reunión es recomendable consensuar el deseo de llevar a cabo una celebración navideña, respetando las opiniones, deseos y emociones del resto de familiares.

Expresar abiertamente: Se debe crear un ambiente que facilite la expresión de estados emocionales, opiniones respecto al deseo de celebrar la Navidad, preferencias por incluir cambios en los rituales navideños.

Poder elegir con libertad: Es necesario respetar el deseo de cualquier persona de no celebrar la Navidad, debido a que cualquier intento por persuadir a esta persona puede generar un conflicto interpersonal o un sentimiento de culpa en la misma, lo que interferirá en el proceso de duelo.

Simbolizar a la persona ausente: Introducir un objeto, puede ser una fotografía o una vela, que recuerde a esa persona, permitirá compartir los sentimientos de tristeza o añoranza entre los asistentes. A pesar del malestar que puede generar esta situación, la ausencia del recuerdo de esta persona puede producir un malestar mayor que, junto a la represión emocional, puede interferir en el manejo del duelo.

Evitar el aislamiento: A pesar de la posible decisión de no llevar a cabo la celebración de los días más representativos de esta época del año, es recomendable el apoyo de los más allegados. Por este motivo, las reuniones establecidas en el resto de los días permitirán vivenciar este periodo de una forma más adecuada.

Hablar abiertamente con los hijos: En muchas ocasiones, se aparta a los más pequeños de estos asuntos con el objetivo de intentar protegerlos, pero no compartir con ellos esta experiencia, ni atender a sus necesidades emocionales, puede interferir en su experiencia de duelo y, en última instancia, en su desarrollo emocional.

Finalmente, es preciso destacar que el paso del tiempo no garantiza la “cura de una herida”, el apoyo de los más allegados, la expresión emocional, la despedida o la aceptación de la pérdida son elementos imprescindibles para el desarrollo de la experiencia de duelo.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net