Región / AGOSTO 28 DE 2022 / 2 meses antes

Colegio Luis Granada Mejía, 44 años

Autor : Fernando Elías Acosta Gónzales

Colegio Luis Granada Mejía, 44 años

La institución educativa Luis Granada Mejía ha sentado las bases para que la formación en valores y principios mitigue en algo las falencias que en dichos aspectos están evidenciándose en los hogares y las familias.

Esta institución educativa, ubicada en el sector de Barragán, jurisdicción del municipio de Pijao, sigue consolidándose como un laboratorio empresarial.

Hace 44 años, fue fundada la institución educativa Luis Granada Mejía, que desde entonces se constituyó en un ‘faro’ para una población mayoritariamente campesina, que veía a través de ella un horizonte más promisorio para los niños y jóvenes que habitaban no sólo ese punto geográfico del departamento del Quindío sino también potenciales estudiantes del casco urbano de Caicedonia (Valle), por su gran cercanía con ese centro formativo.

Especialmente hoy y como cada año por esta misma fecha, sus directivos y demás estamentos de la comunidad educativa, recuerdan con especial cariño y perenne gratitud no sólo a los líderes fundadores encabezados por el senador caldense Luis Granada Mejía, y Antonio José Hurtado Hincapié, sino también a quienes hicieron posible consolidar este propósito: Amparo Hurtado Osorio, Francisco Luis Jiménez Henao y Rogelio Jiménez.

Pese a ser un colegio rural, que además de su sede central cuenta con escuelas para preescolar y básica primaria en las veredas La Moravita, La Cruz, El Berlín, Cañaveral, Río Lejos y Los Balsos, así como la que funciona en el resguardo indígena Tatadrúa de la comunidad Emberá Chamí, es un referente regional por tres de sus más importantes fortalezas: La primera está relacionada con la empresa agroindustrial Sabor del Campo, que les permite a sus estudiantes desarrollar competencias laborales y adquirir habilidades para la vida en el área del emprendimiento.

La segunda, que es un soporte fundamental para la positiva interacción entre la familia y el devenir institucional: la escuela para padres (con 30 años de trayectoria) y la tercera, la doble titulación que reciben sus graduandos como bachilleres académicos y bachilleres agroindustriales, este último gracias al convenio existente con el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena. 

A las anteriores, a juicio del rector Carlos Julio Ciro Espinosa, no menos importantes, se suman el excelente clima laboral que existe en el colegio, el abierto compromiso de la planta docente, y algo vital para la sana convivencia: el gran respeto que allí todavía hay entre estudiantes y padres de familia por la figura del maestro, sin olvidar la amplia receptividad y apoyo que hay de papás, mamás y demás acudientes con los proyectos, iniciativas y actividades del colegio.

El directivo reiteró una vez más que: “Nos esmeramos por ofrecer una educación de calidad, trabajando desde el punto de vista curricular, en el empeño de formar con énfasis en lo agroindustrial y dentro de la integralidad de valores y principios que debe encarnar el ser humano, propendiendo por seres afectuosos, comunicativos y con mentalidad empresarial”.
 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net