Región / SEPTIEMBRE 02 DE 2021 / 4 meses antes

Contralor dice que el problema de La Misericordia es que las EPS no le pagan

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Contralor dice que el problema de La Misericordia es que las EPS no le pagan

La Misericordia es el segundo hospital público más importante de la región porque presta servicios de segundo nivel a Calarcá y municipios de la cordillera.

El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, estará hoy en el Quindío para apersonarse de la situación del centro asistencial.

Por ahora la única salida visible a la situación actual que vive el hospital La Misericordia de Calarcá es recuperar la cartera que se le adeuda a la entidad. No se avizoran soluciones a corto plazo.

En ese sentido, el contralor departamental del Quindío, Luis Fernando Márquez Alzate, entregó a LA CRÓNICA su punto de vista sobre el problema y resaltó que el centro médico sí ha facturado, pero no le pagan.

“Hoy se tendrá una reunión con la presencia del superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, ojalá se pueda analizar el tema de la cartera, uno sabe que este asunto del no pago también ocurre en otras partes del país y es crítico el tema. Uno se pregunta ¿qué es lo que está pasando?, ¿por qué no se toman decisiones con respecto a las carteras de las EPS?”, preguntó el contralor.

El funcionario agregó: “Hay que ver que cuando llegó Bernardo Gutiérrez Montoya a gerenciar el hospital le tocó asumir unos servicios de segundo nivel, para cumplir con ello necesitaba una planta de funcionarios, de especialistas para conseguir el cometido, porque así lo obliga la ley. Entonces empezó a facturar, pero si las EPS no le pagan, pues no habrá ninguna entidad pública o privada que aguante, se fueron acumulando esas deudas y en estos momentos no solo se tiene el déficit de años anteriores, sino los del 2020 y 2021, por lo que no hay capacidad ni liquidez para asumir los compromisos”.

El contralor, además, tiene claro que cualquier estrategia que se adopte no generará resultados de manera inmediata.

“Hay deudas que no puede asumir el departamento ni mucho menos el municipio, hay que estudiar propuestas de cómo recuperar la cartera”.   

 

Aporte de todos

Márquez Alzate manifestó que dialogó con el gerente Gutiérrez Montoya para conocer su punto de vista al respecto.

“Yo hablé con el gerente para pedirle que, con su equipo de trabajo, realice un plan de austeridad, que analice qué servicios pueden continuar”.

Sobre el papel a cumplir de la gobernación, aclaró: “Se analizó la manera de cómo el gobernador también tenga responsabilidad en el caso de los servicios de segundo nivel. No es fácil, pero en la medida en que todos se comprometan se puede sacar adelante el hospital”, puntualizó el contralor departamental.    

 

Apartes de la visita del Supersalud

El superintendente nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, estará hoy en el Quindío para revisar lo relacionado con la crisis del hospital La Misericordia.

De acuerdo con lo que pudo establecer LA CRÓNICA, el funcionario podría dar a conocer detalles de lo que fueron las inspecciones que investigadores de la entidad efectuaron en días pasados donde tuvieron conocimiento de cuentas, movimientos, soportes, gastos y demás actuaciones.

Así mismo, se reunirá con el gobierno seccional para conocer el estado de los demás centros hospitalarios del departamento y, en horas de la tarde, se centrará en las EPS y lo que les deben al sistema de salud territorial.

Respecto a la llegada de Aristizábal Ángel, la secretaria departamental de Salud, Yenny Alexandra Trujillo Alzate, se refirió de nuevo a la situación de La Misericordia.

“El tema nos tiene muy preocupados porque si le va mal al hospital nos va mal a todos, si le va bien a un gerente le va bien a todos. A la espera de lo que resulte a partir de la visita hoy de la superintendencia”, dijo la titular de Salud. 

Sobre lo que deben las EPS a la red hospitalaria, la funcionaria les pidió a los gerentes de los hospitales que lleven depurada su cartera. “Vamos a revisar bien las cuentas”, indicó.  

 

Primera Línea sigue en el hospital

Al cierre de edición, integrantes de la Primera Línea continuaban instalados a las afueras de La Misericordia.

El grupo de manifestantes pide la renuncia del gerente de la institución, Bernardo Gutiérrez Montoya, exige que retornen los médicos, enfermeros y demás funcionarios para normalizar las actividades en urgencias y consulta externa.

Cabe destacar, que no se han presentado conflictos con las autoridades, pero sí han dialogado con la contraloría del Quindío y la Defensoría del Pueblo. 

 

Acción de tutela de la Defensoría

La Defensoría del Pueblo en el Quindío instaurará una acción de tutela con la idea de que se vuelva a abrir todos los servicios del hospital La Misericordia de Calarcá.

Juan Camilo Mesa Velásquez, defensor en la región, manifestó que en la medida se vinculó no solamente a la directiva del establecimiento clínico sino también al gobierno departamental, al municipio calarqueño, la secretaría de Salud, los ministerios de Hacienda, Salud y Protección Social, así como a la Superintendencia de Salud.

“La tutela ya la tengo lista, pero está en revisión por parte de un delegado de la Defensoría del Pueblo en Bogotá. Estamos haciendo las tutelas que podamos para la población de Calarcá, pero necesitamos una macro para establecer una ruta y buscar una solución de fondo”, resaltó Mesa Velásquez.

Confirmó que mañana viernes estará en la región el defensor de la parte de salud para darle viabilidad a la acción de tutela y para conocer apartes de la situación crítica del hospital de segundo nivel. 

Mesa Velásquez tuvo una reunión con la Primera Línea que se encuentra a las afueras de La Misericordia y que pide la renuncia del actual gerente de la entidad, Bernardo Gutiérrez Montoya.

También leer: Los usuarios del hospital La Misericordia serán atendidos en Armenia

 

Nueva movilización

Mientras siguen los análisis para buscar salidas a la crisis, se anunció para hoy el desarrollo de una nueva movilización por la defensa y recuperación del hospital La Misericordia.

La actividad se programó a partir de las 5:30 p. m. desde el establecimiento clínico de Calarcá y de ahí recorrerán las distintas calles principales.

La noche del jueves pasado se realizó una manifestación al respecto, donde se pidió a la gerencia, a los gobiernos de Calarcá y el Quindío soluciones rápidas. 

De interés: Primera línea se tomó La Misericordia y pidió renuncia del gerente



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net