Región / AGOSTO 25 DE 2021 / 4 meses antes

Hospital de Calarcá está en cuidados intensivos

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Hospital de Calarcá está en cuidados intensivos

En el servicio de Urgencias las camillas están desocupadas porque no hay suficientes profesionales para atender emergencias.

Sigue la crisis económica, administrativa y asistencial del hospital de La Misericordia, ayer fue cerrada la unidad de urgencias del centro asistencial que atiende al corregimiento de Barcelona, con el objetivo de trasladar a los funcionarios a la sede principal de Calarcá y así poder responder a las urgencias que se produzcan en el municipio.

Esta decisión fue tomada luego de que los funcionarios, que laboraban en ‘la Villa del Cacique’, ratificaron su dimisión debido al no pago de salarios desde hace 4 meses, la falta de insumos básicos para atender a los pacientes y por las extenuantes jornadas laborales.

Ayer en el centro hospitalario de Barcelona solo funcionaba consulta externa: un médico, una enfermera, la encargada de programar las citas de los pacientes y 2 asistentes, por lo que los sus usuarios no ocultaron la preocupación que, en el corto plazo, se ordene un cierre total.

“En Barcelona, sin duda, está muy mal la situación, los empleados ya llevan 4 meses sin recibir sueldo y se han retirado, porque necesitan sostener a sus familias. El servicio en consulta externa es bueno, pero ahora, sin urgencias, la población del corregimiento está en riesgo, ya no tenemos a dónde ir”, manifestó Jairo Rodríguez Bernal, habitante de Barcelona.

 

Urgencias por poco tiempo

En Calarcá, la sala de urgencias de La Misericordia está desolada, gran parte de funcionarios del área presentaron renuncia ante la gerencia y la cooperativa Soluciones Efectivas.

Solo hay 2 médicos para atender los pocos casos pendientes, así como un par de auxiliares y 2 enfermeras jefes, pero advirtieron que, si no hay ‘indicios de mejoría’, también se irán.

Alejandra Taba, funcionaria de la institución, indicó que ante la crisis han renunciado 40 funcionarios, quienes resistieron hasta donde pudieron.

“Hoy encontramos un área de urgencias desolada, los pocos trabajadores que quedan laboran con las uñas, pero ya es imposible el momento, no podemos sostener esto y hacemos el llamado a las directivas como entes gubernamentales y a la comunidad general porque necesitamos respuestas y soluciones ya”.

 

No han hecho lo suficiente

Al cierre de edición la administración municipal, en cabeza del alcalde Luis Alberto Balsero Contreras, concejales y la gerencia de La Misericordia estaban reunidos en busca de soluciones inmediatas a la crisis.

Desde la alcaldía calarqueña expresaron: “Todos estuvieron de acuerdo en que la junta directiva del hospital y la secretaría departamental de Salud no hacen lo suficiente para salvar la institución, que es administrada por la gobernación, a través de su secretaría de Salud, donde el alcalde local no tiene ni voz ni voto en las decisiones administrativas”.

Se agregó: “Se evidenció la preocupación por el peligro que afrontan los calarqueños y habitantes de la cordillera por el posible cierre de La Misericordia y pidieron a los miembros de la junta directiva, al gobernador y a la jefe de la cartera de Salud, asuman su responsabilidad por la vida y la salud de los quindianos”.

 

Plantón y movilización

Para el jueves 26 de agosto se realizará un plantón y movilización por La Misericordia. El lugar de concentración será la sede principal del hospital, a partir de las 6 p. m., los que invitan a la actividad manifestaron que “es el momento de luchar por nuestro hospital, por nuestra salud y nuestra vida”.

De interés: Renuncia masiva en La Misericordia de Calarcá

 

Gobernador se pronunció

El gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas habló de la situación del hospital La Misericordia.

En primer lugar, dijo que acudió a las vías legales para que la Superintendencia de Salud inspeccionara el lugar, además, compulsó copias de informes de la revisoría fiscal y Control Interno a los órganos de control.

Afirmó que luego de 8 meses de solicitarle a la gerencia el informe de la situación, apenas llegó, pero que no coincide con los datos de la revisoría fiscal y control interno.

Al tiempo, exigió al actual gerente un proceso de cobro efectivo para salvar la cartera morosa.

Reiteró que la junta y él no pueden asumir obligaciones como responder por los pasivos del hospital, ni tener injerencia en torno a hechos cumplidos y deudas adquiridas.

Finalmente, invitó a la alcaldía de Calarcá y concejo a plantear soluciones a la crisis.

También leer: La Supersalud estuvo en el hospital La Misericordia



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net