l
Opinión / DICIEMBRE 29 DE 2020

2020-2021

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Quedan las últimas gotas en el vaso de vino de 2020. Año que trajo todo tipo de situaciones. Un nuevo año se convierte para cada persona en la oportunidad de cambios y nuevos proyectos de vida, el 2020 se convirtió en una película de terror y ciencia ficción. Además de la pandemia se tuvieron eventos como la muerte del general iraní Qasem Soleimani por parte de EE. UU., que género ataques de respuesta a objetivos militares americanos y el derribo por error por parte de Irán de un avión ucraniano donde murieron 176 personas, lo que nos tuvo cerca de una tercera guerra mundial. 

Los efectos del cambio climático arrinconaron a Australia por medio de sequías e incendios que consumieron 5.8 millones de hectáreas. En Indonesia las lluvias inundaron casi todo donde murieron más de 80 personas y fueron evacuadas 100.000 para evitar que no se ahogaran. Llegó la pandemia del coronavirus con 20 millones de personas contagiadas y 756.000 muertos en el mundo. Unidos a los incendios de Chernóbil, la caída de los precios del petróleo por el efecto del coronavirus. La aparición del avispón asesino en Japón y EE. UU., que puede afectar colmenas enteras de abejas claves en la polinización de las plantas y matar seres humanos con sus picaduras. Los rebrotes de sarampión en América Latina que han requerido una nueva vacunación. Fue un año donde se anunció falsamente la muerte del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, debido a un procedimiento en el sistema cardiovascular. El mundo tuvo confirmación, por parte del Pentágono, de los primeros tres videos de avistamiento de ovnis donde se afirma la existencia de los objetos pero no de vida extraterrestre y la trágica explosión en Beirut en Líbano que dejó solo destrucción. Pero además fue un año de grandes cambios tecnológicos en silencio, como la tecnología que lee el cuerpo, la realidad mixta, la llegada de las redes 5G, la inteligencia artificial, el control del entretenimiento por parte del streaming, el dominio de la información en la nube, el aseguramiento de toda la casa con tecnología. Fue el tiempo del mundo en 3D que se toma todo, los drones y vehículos autónomos. Un año que nos dejó incertidumbre, desempleo, el desplome y recuperación de la economía. Momentos en que el ser humano estuvo aislado, la incertidumbre y el miedo cubrió todo, se despertó la unión familiar, se cambiaron los hábitos de consumo, tomó importancia la tecnología en el trabajo en casa, donde al ser humano, los países y a las regiones les toco aprender a adaptarse. Tendremos un año 2021 con el inicio de la vacunación contra la Covid- 19, una recuperación de la economía a diferentes ritmos. China crecerá a un 8 %, Europa se reducirá al 7.6 % y EE. UU. solo podrá hacer una pequeña recuperación mientras el crecimiento de Latinoamérica llegará al 3.7 %. ¿Será que es hora de cambiar el chip? El reto es generar empleo, no es el momento de más impuestos.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net