l
Opinión / NOVIEMBRE 16 DE 2022

8.000 millones de humanos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hoy ya somos 8.000 millones de humanos, somos una especie muy nueva si nos comparamos con otras en el planeta, pero tal vez somos la única que ha originado en tan poco tiempo de existencia, el cambio más grande a nivel climático y el caos ambiental que hoy nos toca vivir. 

Cuando yo era un niño escuchaba en los noticieros que en el futuro tendríamos unos cambios que afectarían la salud, que sería más difícil convivir como humanos, todo mucho más masivo y con tormentas, inundaciones, sequías y catástrofes naturales. Hoy veo que ese supuesto futuro se convirtió en el presente y que estamos enfrentando como especie un reto mayor donde los cambios no esperan años, se dan día a día y sin pausa. 

Tal vez como especie no nos damos cuenta que simplemente somos seres que destruimos con nuestras conductas habituales y que así no queramos o tengamos consciencia frente al ambiente seguimos afectando el universo donde vivimos de manera constante. 

El planeta es y seguirá siendo, no depende de nosotros, pero nosotros si dependemos de él y de sus recursos, este planeta existe no por los humanos, no somos indispensables, somos tal vez una circunstancia evolutiva, pero nos sentimos más grandes o más importantes que cualquier especie, creemos que somos los dueños de todo y que podemos decidir por todo, pero en realidad no somos dueños de nada y tal vez somos un pequeño suspiro en el tiempo del universo. 

Esto es fuerte y retador, pero debemos entender que no somos el centro de todo y que las cosas no deben girar en torno a nosotros, tal vez no somos el centro de nada y podemos vivir y ser felices con ello.  

Retémonos a entender que en nuestra posición podemos dejar más sabiduría a esta consciencia colectiva, podemos impactar a más personas en el día a día con la energía del amor y podemos convivir desde una pluralidad comprendiendo cada forma de existir y vivir por diferente qué sea. No necesitamos tener una carrera llena de requerimientos que nos generen infelicidad cuando somos capaces de existir y ser, teniendo una posibilidad de entender. 

Seamos más conscientes hoy de lo que somos y la posición que tenemos en el universo, somos ese pequeño punto de experiencia y consciencia que puede hacer algo distinto por el ambiente, que puede aportar más desde su propio propósito y que puede entender que aportar no solamente es cuando nos reproducimos y hacemos que continúe la especie. 

Hay que entender que somos responsables del equilibrio y que cada acción por pequeña que sea puede hacer un cambio en el planeta. Por eso podemos tener más acciones de empatía, más contacto con el otro y más amor para entregar, podemos aceptar que, en un mundo lleno de seres, convivir es comprender la importancia que tiene cada uno y el respeto que merece como ser, para entender el respeto por el mismo planeta. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net