l
Opinión / JULIO 23 DE 2023

Administración en contravía 

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los indicadores estadísticos constituyen una herramienta fundamental para que todo buen administrador analice periódicamente los avances o retrocesos que se presentan en su organización y permiten a los dueños analizar su eficiencia en la gestión gerencial. 

En el campo político, aunque es más complejo por la diversidad de intereses, tendencias y criterios de toda índole que se mueven entre los propietarios de la empresa que son los ciudadanos a los que se orienta el trabajo de quienes ejercen tan noble, pero desvirtuada profesión, igual los índices de gestión representados en los grados de satisfacción o insatisfacción de las comunidades deberían ser considerados por ellos para corregir el rumbo en los asuntos que mayor insatisfacción colectiva estén generando. 

Todo ciudadano espera manifestar su satisfacción al ver que sus expectativas se están alcanzando y que en su entorno se observa un ambiente positivo. En nuestro país, claramente no es esta la realidad presente. Según la última encuesta de Invamer, el 34% de los colombianos considera que el desempleo y la economía son los mayores problemas del país, el 16 % la corrupción, el 14 % el orden público e inseguridad. El nivel de rechazo del presidente Petro con el 61 % es percepción que los resultados ad-portas del primer año de gobierno están lejos de lo que sus votantes esperaban alcanzar. Quienes lo respaldan dicen que el Congreso no le ha querido aprobar sus reformas, pero también deben preguntarse, si son las que la gente esperaba y el país requería. Igual la pregunta si se ha sabido rodear de personas capacitadas, transparentes, de la mejor trayectoria y transparencia en el ejercicio profesional y si su obsesión y reconocida terquedad le han jugado mala pasada pretendiendo imponer solo lo que él considera para alcanzar los resultados deseados. Sobre colaboradores, lo mínimo que se debería pedir a un alto funcionario, es que no deje perder la platica del Estado y al parecer para Petro es lo único destacable en su cuestionada y según él “excelente” exministra de Minas, Irene Vélez. En austeridad nada, el gasto público y la burocracia avanzan sin control (v.gr. Min Igualdad para complacer a la vicepresidenta, viajes, comodidades).  En seguridad, orden público y la llamada paz total, grave el incremento en masacres y asesinatos, el robo, la estafa, extorsión, ataques a la fuerza pública, el inaceptable paro armado del ELN en el Chocó y su grave crisis humanitaria, la violencia en el Catatumbo, la intención de pagar a delincuentes para que no roben ni maten, como una forma de legalizar la extorsión.  Sobre la corrupción en mi concepto la madre de todos nuestros problemas, no se reportan avances importantes y el gobierno en su afán de buscar apoyos, de minimizar salidas en falso de sus colaboradores, incluyendo nepotismo, entradas de dinero ilícito a campañas políticas, clientelismo, despilfarro y viejas prácticas de la clase política que tantos ilusos votantes de Petro creyeron se acabaría, ahora acoge lo que antes en su rol de oposición criticaba y rechazaba. Por ende, una administración en contravía de lo que esperaban sus votantes y sobre lo cual no se evidencian intenciones de cambios significativos. Siguen los vicios de siempre, con otros protagonistas y en más escenarios. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net