l
Opinión / MAYO 29 DE 2023

Bello Rincón Quindiano

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Desde Armenia se toma la ruta que conduce hacia el sur, más específicamente había Barragán. Este es un cruce de caminos en el cual se asienta una fonda, que en su interior ha congelado el tiempo. En sus paredes todavía resuena el eco de la risa de los arrieros y en sus coloridas paredes, se esconde el rubor de las mejillas de las chapoleras.
 

La vía que de la fonda conduce hacia Génova, está colmada de bellos paisajes.

Una abundante vegetación colma la mirada, mientras las cascadas frías e imponentes, atrapan el alma con el rumor del agua que viene de la montaña.

Cerca del pueblo, la escultura de un caballo negro al trote y una casa construida en un árbol, anticipan una experiencia única e inolvidable.

Ha sido llamado de muchas maneras. “Bello Rincón Quindiano” y “Reserva Hídrica del Quindío”, son algunas de ellas.

Este pueblo está sembrado en el corazón de las montañas de la Cordillera Central y desde allí palpita, en medio de cultivos de café, plátano, frijol y algunos frutales de clima frío como lulo, curuba y una mora sin espinas, gentil como el carácter de los pobladores.

La vocación es agrícola y especialmente cafetera, pues cuando se ingresa al Municipio, el aroma inconfundible de un café cuyo grano se ha forjado en la ladera y ha madurado más cerca al sol, embriaga los sentidos e incita a experimentar la sensación de una bebida única.

En el parque principal se refleja la vida laboriosa y tranquila. Constituye un placer sentarse en cualquiera de sus lados a degustar una bebida o un helado. Cuenta con bancas, sitios peatonales y rutas por las cuales los niños juegan y pasan en sus triciclos y bicicletas. En un costado, al frente de la iglesia, se erige la estatua del Libertador Simón Bolívar, majestuosa e imponente.

El templo católico es monumental, con sus puertas forjadas en bronce que datan de muchos años atrás y en sus grabados, cuentan historias que han cruzado siglos para vivir de nuevo.

Además de los atractivos urbanos y la posibilidad del encuentro amable con los moradores, existen bellezas naturales de incomparable hermosura. La Laguna de Juntas es un ejemplo. Helada y cristalina. Está inmersa en un valle, en la parte más alta y a varias horas a pie. Allí, con un clima frío, se distingue la vegetación propia del páramo.

Están también: el Salto de las brisas y la Laguna del Muñeco, obras de arte de la naturaleza.

La gastronomía es otro atractivo, pues el Municipio cuenta con deliciosos restaurantes de comida típica, en los cuales se puede degustar una frijolada, una bandeja paisa, un delicioso mondongo y también, pescado en diversas preparaciones.

Es un Municipio que enamora los sentidos y atrapa el corazón, sorprende en cada esquina de sus calles y seduce el alma con la gentileza y generosidad de los genoveses, pueblo especial que heredó de la azul cordillera, carácter, valentía y coraje.

Son laboriosos, amables, creativos, emprendedores y alegres, lo que hace de la interacción con ellos, una experiencia excepcional.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net