Opinión / JUNIO 19 DE 2020

Cine en ‘la nube’

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“Sin espectadores, el cine no se ve”, esa fue la inusual frase temática del segundo Festival Quindiano de Cine y Video 2005, en el que se rindió tributo al público, cambiando la tradición de los homenajes en los festivales que suelen estar dedicados, razonablemente, a directores, países, filmografías, épocas, guionistas y realizadores en general, entre otros sujetos de culto o personajes que bien merecido lo tienen por su trabajo de inverosímiles exigencias, pertenezcan o no a la ‘gran industria del entretenimiento’.

Desde 2004, el propósito de este encuentro, nacido de las entrañas del cine club Cine Subterráneo de Comfenalco y del interés en la formación de públicos por parte de la Universidad del Quindío, ha sido contribuir a ver más allá de las películas, mientras se construye cultura a través de la imagen. En 2019, la oportunidad fue para reflexionar sobre el audiovisual como dispositivo para construir y narrar la ciencia, logrando un evento sin precedentes en Colombia, bajo el auspicio del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. 

Ahora, las cosas son a otro precio y debemos evitar reunirnos en lugares que evoquen las salas de proyección, me refiero a los teatros, aquellos de los que antes de la pandemia ya quedaba pocos o a los modernos ‘multiplex’ de la gran industria de exhibición comercial, cerrados hasta nueva orden. En la actualidad, sus asientos duermen en medio de una oscuridad que ahora no tiene propósito. 

Es en estos tiempos las pantallas de los dispositivos electrónicos intentan reemplazar, por fuerza y en algunos casos sin éxito, la mágica experiencia que comienza cuando se apagan las luces y un grupo de seres humanos vive un sueño colectivo que ocurre de manera diferente en cada uno de sus cerebros, tocando el alma de forma particular.

Con la muestra de películas quindianas, ‘16 días para vernos en el cine’, realizada por los más jóvenes y entusiastas gestores del Festival Quindiano de Cine y Video como preámbulo a la semana principal del segundo semestre de 2020, bajo el auspicio de Corpocultura y el programa Comunicación Social Periodismo, la luz surgió ahora de estas pequeñas pantallas conectadas con ‘la nube’ para hacernos soñar de nuevo. 

Durante 16 días fue emocionante reencontrarnos con la imagen de los entrañables campos y ciudades del Quindío, conectándonos desde lugares insospechados, bien fuera en la comodidad de la cama, con el vaivén del transporte público o en cualquier lugar donde pudiéramos acceder a la película de cada noche. De este modo pudimos hacer de nuevo posible la experiencia de estar juntos, así fuera virtualmente, conversando antes de la proyección o al finalizar la misma, viendo el mundo más allá de estas difíciles circunstancias, pues, finalmente, para eso es que existe el cine.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net