Opinión / ABRIL 10 DE 2022

Cuestionario de reflexión

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

A manera de ejercicio, planteo el siguiente cuestionario para reflexionar y tomar decisiones de manera responsable, seria y consciente. Lo planteo respetando plenamente el pensamiento de cada quien con relación a sus preferencias, pero además a sabiendas que quienes nos interesamos por estos temas debemos contemplar las eventualidades que nos puedan sobrevenir, en uno o en otro caso.

¿Si usted está pensionado con una suma que le alcanza para vivir y sostenerse con su familia de una forma digna, estaría dispuesto a arriesgarla, bien porque se le disminuya ostensiblemente o porque la devaluación del peso llegue a un nivel que la desvalorice hasta tal punto que se torne insuficiente para cubrir las necesidades y requerimientos de antes? Analice cuál candidato le puede ofrecer mejor seguridad para conservar el monto y el poder adquisitivo de su pensión.

¿Si no está pensionado, estaría dispuesto a que sus ahorros depositados por usted y la empresa para la cual trabaja, fueran declarados dineros públicos y los pasaran al presupuesto general de la nación para otras destinaciones? 

¿Si usted es socio o propietario de una empresa, aceptaría que fuese “democratizada” o que las condiciones de la economía, del libre mercado y la libertad de empresa, sufrieran condiciones radicales que pusieran en peligro su estabilidad, su sostenibilidad, su viabilidad y sus posibilidades de crecimiento? 

¿Si disfruta de las libertades con que hoy cuenta de comentar con respeto lo que se le antoje, criticar a los organismos del Estado por cualquier razón, denunciar las irregularidades, aceptaría que se le coartase esa libertad de expresión o se le persiguiese de cualquier forma?

¿Si profesa una religión, cualquiera que sea, admitiría que personas extrañas o contradictoras irrumpieran violentamente en los sitios que frecuenta para quebrantar sus sagradas prácticas, cultos o ceremonias o que le coartaran su libertad religiosa?

¿Estaría usted de acuerdo que en el país se implantara una dictadura indefinida, con base en una reforma constitucional que así se los permita a quienes detenten el poder o que la reelección se implantara acudiendo a los mecanismos legales o no, que sean necesarios, abusando de su poder para conseguirlo?

¿Apoyaría usted personajes que patrocinen grupos que armen caos y desordenes en las calles, arruinando los bienes construidos para el servicio de toda la comunidad, infiltrándose camuflados y encapuchados en las justas y pacíficas protestas de los ciudadanos de bien?

¿Estaría usted dispuesto a aplicarse una medicina formulada por un profesional de oscuros antecedentes, con más muertos que curados en su historial, o confiarles el cuidado de sus hijos y de sus bienes a personajes de poca credibilidad, incoherente en sus planteamientos, solo por cambiar a sabiendas que el remedio puede resultar peor que la enfermedad? 

¿Usted, sus padres, hermanos, hijos, parejas y demás allegados estarían en condiciones físicas, emocionales y de salud para irse a buscar mejores oportunidades de vida a otras partes del mundo, afrontando peripecias similares a las que les ha correspondido a nuestros vecinos venezolanos, en caso de que se presentasen circunstancias ya afrontadas por ellos y sentidas en nuestro país?

¿Resistiría su bolsillo un incremento superior al ciento por ciento en su costo de vida, es decir un incremento de precios en más del doble por una inflación desbordada, mientras sus ingresos siguen iguales?

Olvidar la historia, hechos y personajes que han sembrado dolor, muerte y destrucción en los hogares, amparados en una supuesta reivindicación social, es lo peor que le puede suceder a una persona, comunidad, organización, con inevitable riesgo de recaer en ellos, con características aún peores. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net