l
Opinión / OCTUBRE 04 DE 2023

Ego y amor

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hay una sola cosa que nos aleja de las personas y su energía, hace que nos revistamos de máscaras y asumamos formas de existir que en algunos casos son solo espejismos que nos hacen sentir más fuertes.

Esta cosa es el ego, esa posibilidad de reconocerte que a veces se sobrestima y hace que pierdas empatía, amor y aceptación del otro. Tal vez tenemos un ego porque somos humanos con necesidad de relacionarnos y este en sí nos lleva a tener una energía de vivir, de ser sexuales, de ser sociables, de relacionarnos con el otro desde una forma de individualidad y desde la construcción de
una personalidad.

A pesar de esto el ego puede llevarnos a lugares más oscuros cuando ese mismo elemento de fuerza se ve alterado por la respuesta del otro. Un desprecio, un desaire o una desaprobación puede llevar a la persona a encontrar la oscuridad del ego porque siente que la construcción de su ser en relación con el otro se altera y no encuentra la respuesta que esperaba.

En ese momento tienes dos caminos: el primero compensar tu ego para actuar desde ahí, o el otro comprender que simplemente posicionarte solo en esa energía puede llevarte a malestares futuros ya que te quedas del otro lado y no te acercas realmente a la energía del otro.

Eso quiere decir que, si todos derribáramos el ego como límite con el otro, encontraríamos mucho más fácil la conexión real de una energía que lleva a la empatía. Todos quisieran hacerlo, pero muchos se quedan en el límite por temor, por identidad o por seguir algunos estándares de su microgrupo que los lleva a llenar algunos vacíos que genera ese mismo límite impuesto.

Una forma de lograr encontrar al otro desde un punto más espontáneo es lograr reconocer la energía del amor que es sin duda la manera más genuina y natural. El amor como ya lo hemos planteado no es
solo un sentimiento, es la expansión entre nosotros y la energía del otro sin que implique un límite impuesto desde el mundo o desde un proceso de estándar social. Si logramos entender el amor, seguramente nos deshacemos de formas impuestas para desarmar nuestra vida y dejar las corazas, máscaras o mecanismos de defensa que nos ayudan a ocultar la inseguridad frente a la vida y sus experiencias.

Somos amor y a veces lo olvidamos cuando etiquetamos a alguien que es distinto a nosotros, nos alejamos del amor cuando juzgamos por tener una opinión distinta, cuando no aceptamos al otro desde su individualidad y queremos cambiar su expresión por una similar a nosotros.

Podemos ser amor sin importar cuál sea nuestra vida en este momento e impactar seguramente el mundo que habitemos, podemos ser amor y conectar desde la empatía, desde la comprensión que todos somos diferentes y cada experiencia tienes en sí su fuerza y camino.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net