l
Opinión / ABRIL 13 DE 2024

El perdón

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“Todos pasamos por decepciones, cosas que no son justas, es fácil aferrarse a las heridas, a pensar en lo que dijeron y revivir la ofensa. Nos levantamos por la mañana y seguimos pensando y no nos damos cuenta cuánto nos está afectando, está amargando nuestra actitud, drenando nuestra energía, limitando nuestra creatividad. Pero si vas a cumplir tu destino, tienes que ser bueno en dejar ir las cosas”, Joel Osteen.

Hoy vamos a tratar un tema muy difícil, muy controvertido, discutido, debatido y polémico. Joel hace una introducción maravillosa y finaliza en que “tienes que ser buenos y dejar ir las cosas” muchos dirán: 

¡Qué va! Hay ofensas que no se olvidan, hay sucesos que nos marcaron, que nos hirieron y que dejaron huellas muy marcadas, difíciles de borrar. Eso es cierto, pero debemos pensar en los efectos dañinos, en las laceraciones al corazón, que es el órgano más afectado porque es el que nos brinda la vida y es el que siempre, cuando alguien ofende, maltrata, realiza acciones perjudiciales para causar daños irreparables. ¿Será posible el perdón? ¿Será posible decir; ¿Lo siento?  ¿Me puedes perdonar? Pues hemos visto y sabemos que es necesario un corazón generoso, una actitud caritativa, un estar en paz con Dios y pedirle ayuda para decir, como lo expresó Jesús: “Padre: Perdónalos porque no saben lo que hacen” y esta frase tan linda, tan bendita, tan inolvidable, le ha dado la vuelta al mundo en muchas ocasiones, en muchas tragedias y hoy más que nunca, es la frase que nos lleva a repetirla frente al cúmulo de asesinatos, de muertes injustas, de atropellos; al  sin número de violaciones de niños y de mujeres, en la violencia que está viviendo nuestro país y no únicamente en nuestra sufrida Colombia, sino en el mundo entero. ¿Podremos perdonar tanta infamia? Pues Joel agrega algo más y dice: “Que las ofensas sucederán, traiciones que no son justas vendrán; y cómo manejar las heridas, determinará si sigues adelante y ves las cosas nuevas que Dios te tiene reservadas, o si te quedas estancado y amargado”. 

“El perdón es una decisión, porque cuando perdonamos, no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona que  perdonando, tendrás paz en tu alma y la tendrá el que te ofendió” Madre Teresa de Calcuta.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net