l
Opinión / ABRIL 20 DE 2024

El viaje emocional de la migración

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Migrar a otro país es un sueño que muchas personas tienen por diversas razones. Algunas pueden estar buscando mejores oportunidades económicas, mientras que otras pueden estar escapando de conflictos políticos, sociales o económicos en sus países de origen. 

Para muchos, migrar representa la esperanza de una vida mejor, con acceso a educación de calidad, atención médica, seguridad y estabilidad económica, sin embargo, el proceso de migrar no siempre es fácil. 

Migrar es dejar atrás familiares, amigos y familiaridad cultural, lo que puede generar sentimientos de nostalgia, soledad y ansiedad. Además, adaptarse a un nuevo idioma, cultura y sistema social puede ser desafiante.

La migración a otro país es un proceso complejo que abarca aspectos emocionales, sociales, económicos y legales. Más allá del deseo de vivir en otro lugar, es crucial considerar las implicaciones que esto puede tener para nuestra salud, ya que la resiliencia de cada individuo al enfrentar estas situaciones puede variar.

Investigaciones han demostrado que estar fuera del entorno familiar puede afectar la salud mental de los migrantes. Estos enfrentan una serie de cambios, como adaptarse a un nuevo entorno, idioma, estrés cultural, discriminación y acceso limitado a servicios de salud.

El Dr. Murray B. Stein, un reconocido psiquiatra y profesor, ha investigado trastornos de ansiedad y estrés postraumático, se ha establecido que la ansiedad es una complicación común entre los migrantes.

La ansiedad es un tema ampliamente estudiado en la psicología y la psiquiatría, donde se exploran factores biológicos, genéticos, psicológicos y ambientales que contribuyen a su desarrollo.

Investigaciones han destacado la prevalencia de la ansiedad como una de las principales preocupaciones en este contexto migratorio.

Es esencial cuidar el bienestar emocional al migrar a otro país. Algunas estrategias útiles que podrían poner en práctica a la hora de migrar serían:

Practicar técnicas de respiración profunda para calmar el sistema nervioso.

Dedicar tiempo a la meditación y el mindfulness.

Hacer ejercicio regularmente, mantener rutinas diarias para sentir control y estabilidad.

Hablar sobre preocupaciones con amigos, familiares.

Disfrutar de actividades placenteras como leer, dibujar o escuchar música.

En casos ya más avanzados se recomienda solicitar ayuda de profesionales de la salud mental.

Es normal sentir ansiedad en situaciones nuevas, pero si esto interfiere significativamente en la vida diaria, es importante considerar buscar ayuda profesional.

A pesar de estos desafíos, muchas personas encuentran que la experiencia de migrar les brinda crecimiento personal y profesional, así como la oportunidad de conocer nuevas culturas y expandir sus horizontes. La migración puede ser una experiencia transformadora que les permite a las personas explorar nuevas oportunidades y perspectivas en la vida.

Sin embargo, debemos tener presente que llegar a un país es un proceso complejo que puede tener profundas implicaciones para la salud mental de los migrantes. 

Es crucial reconocer la importancia de cuidar el bienestar emocional durante este proceso y adoptar estrategias efectivas de manejo de la ansiedad. Al tomar medidas proactivas para mantener la salud mental, los migrantes pueden enfrentar los desafíos de la migración con mayor resiliencia y adaptación.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net