l
Opinión / SEPTIEMBRE 21 DE 2022

Esta vida, un mejor viaje

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hace días una persona me preguntó, ¿por qué hay que sufrir tanto en la vida? me dijo que si era normal tener que luchar y luchar para seguir viviendo y conseguir la felicidad. 

La verdad la respuesta era más fácil de lo que ella pensaba. La vida no es una lucha, no hay que sufrir, esto solo hace parte del drama que algunos humanos le imprimimos a este viaje llamado vida que en realidad es completamente innecesario. 

Todos sin importar la condición social, física e intelectual podríamos llegar a ser felices si logramos entender que la felicidad está en nosotros y no debemos buscarla en expectativas externas, no podemos esperar que la vida sea más feliz o menos sufrida por el hecho de tener una pareja o por tener un mejor trabajo o tener más dinero. El problema es que siempre estamos esperando más, eso nos frustra y empezamos a hacer comparaciones odiosas donde siempre quedamos por debajo de la ecuación y nos sentimos mal. 

Es decir, el drama está en esa diferencia de realidad y fantasía y en lo frustrados que podemos estar cuando no logramos cada uno de los planes que hemos diseñado desde ese proceso social y cultural. 

Además, en esta reflexión hay que tener en cuenta que muchas personas que tienen una condición más desfavorable que nosotros podrían ser felices y no sentir sufrimiento. 

Debo confesar que logro ver en esta pregunta realizada por esta persona una carencia desde el componente afectivo y de pareja, tal vez ella se está evaluando desde ese punto exacto, tal vez se ha nublado su mente para entender que tiene tantas cosas valiosas y que no necesita una pareja para ser feliz. 

Tal vez al hacer esta pregunta no ha logrado identificar su enorme energía y todo lo que puede irradiar a los que la rodean, su gran amor para hacer las cosas, su disciplina para aprender más de su mente y buscar respuestas para su vida, además tal vez ni siquiera sea consciente hoy de su cuerpo, sus sentidos, su capacidad de expresión y esa posibilidad de contacto que tiene. 

Ahí está, somos mucho más que una evaluación puntual, tenemos todo para ser felices y podemos aprovecharlo cada día, no hay que buscar algo que ya nos pertenece, no hay que perseguir propósitos cuando ya somos ese propósito y sin importar donde nacemos o cuáles son las condiciones que tenemos, podemos hacer que esta vida sea un mejor viaje.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net