l
Opinión / MARZO 14 DE 2018

Estrés político y social

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

He escuchado últimamente muchos pacientes abrumados por la situación política, económica y social que atraviesa nuestro país; así no lo creamos esto se ha convertido en un factor de depresión y malestar emocional significativo, muchos se preocupan que el país se vuelva una segunda Venezuela y nos toque empezar a salir hacia otros países en busca de nuevas oportunidades, otros han perdido la fe en los políticos y en los lideres que hemos tenido.

He llegado a encontrar pacientes con ideaciones suicidas y desesperanza producto de la situación actual. Yo siempre me pregunto: ¿Será que esto debería ser un factor para desequilibrar mi bienestar emocional? Muchas personas responderían que no podemos ser indiferentes y que debemos participar en las soluciones del país, esto sería una posición cierta, pero también es cierto que culturalmente no participamos en las soluciones, sino que desde una posición crítica nos vamos al extremo del negativismo y catastrofismo y hacemos que nuestras emociones se afecten.

Yo como ser responsable y maduro emocionalmente debería tener la posibilidad de entender que debo ocuparme de lo que puedo cambiar en mi vida, y no preocuparme de lo que pasa a mi alrededor cuando no puedo hacer nada. Cuando me preocupo estoy gastando mi energía emocional en algo que no debería, no estoy economizándola y me desgasto sin un motivo importante, cuando creo que es catastrófico lo que pasa en el país estoy asumiendo que no tiene arreglo y que las cosas son blancas o negras, esta sería una posición completamente polarizada que podría deprimirme y generarme malestar. 

Podemos ser felices en Colombia a pesar de las dificultades, podemos ser seres equilibrado que encontremos nuestro sentido de vida en lo que hacemos y nos gusta, somos seres completamente capaces de asumir una posición política y económica participativa donde reduzcamos el malestar emocional y nos podemos ocupar de nuestras propias conductas y emociones para así equilibrar nuestras situaciones y pensamientos.

Cuando estemos tristes o pensando en lo que sucede debemos reemplazar pensamientos negativos con pensamientos donde se asuma una postura positiva y donde podamos ser participativos, pensemos en la posibilidad que tenemos como personas de entender que no todo es malo o bueno, las cosas tienen matices y muchas posibilidades, no vale la pena acabar nuestra vida por una situación externa sabiendo que nuestro sentido se encuentra dentro de nosotros mismos.


​www.davidcubillos.com.co
Clinica NeuroMental Cra 11 #15N-14 La Castellana
Citas: 3217126990 - 7362260


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net