l
Opinión / OCTUBRE 30 DE 2011

La emergencia continúa

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Al momento de escribir esta columna (viernes 28-10-11, 12 m), aun Manizales continuaba sin el servicio público de agua potable y acababa de completar nueve días afrontando esta absurda emergencia. Absurda e inaceptable, como muy seguramente será una de las conclusiones a las que se llegue, una vez se logre el retorno a la normalidad y se proceda a las investigaciones de rigor, ya ordenadas por los organismos competentes y se determine la responsabilidad que sobre lo sucedido, competa a cada funcionario.

Posteriormente vendrá el análisis y evaluación de las pérdidas económicas que le región en todos sus frentes ha afrontado, cuando la mayoría de instituciones se han visto obligadas a trazar planes de emergencia con apreciable reducción de sus jornadas de trabajo, otras simplemente han tenido que parar sus labores y otras tratando de aguantar a como dé lugar, han continuado su rumbo “normal”.

Ha sido destacable sí, el grado de compromiso y solidaridad que han asumido las ciudades vecinas y diferentes instancias del orden regional y nacional para que la población logre acceder al menos en una proporción básica al vital líquido y ello hay que reconocerlo. También muchos particulares se han solidarizado con sus vecinos, compartiendo el líquido transportado en sus propios vehículos. Cerca de 200 automotores están destinados oficialmente a esta labor, sin que den abasto. La sed es demasiado grande. No hay punto que resista y alcance que cubrir la fuerte demanda. Y lo que se logra conseguir, por lo poco debe ser racionado al máximo en los hogares y cuidado como un preciado tesoro. Por fortuna, los brotes especulativos que se habían desatado en los primeros días, ya desaparecieron y el agua procesada en fábrica ya se está vendiendo a precios normales y razonables.

Las informaciones de las autoridades sobre el insuceso y el proceso de reparación de las plantas (la última que se dañó y la que se había dañado tiempo atrás sin que se hubiese procedido a su reparación oportuna) han sido más especulativas y “calma malestares” que otra cosa. Se ha hablado de plazos que no se cumplen. Esto genera más confusión entre la ciudadanía, sobre la fecha en la que finalmente y de forma definitiva, se obtendrá la solución.

El desespero de la gente no se ha hecho esperar, pues bien se sabe que la paciencia tiene su límite y más cuando se trata de asuntos tan vitales como este. Los políticos por su parte, como siempre han tratado de pescar sus votos de último momento, cuando algunos de ellos, por sus nexos con los responsables actuales muy seguramente también estarán cargando con buena parte de culpa.

Ojalá todo ello salga a relucir en las posteriores investigaciones. Se habló también de la necesidades de aplazar las elecciones en esta ciudad, a lo que finalmente no accedieron las autoridades electorales, pero muy seguramente la afectación en el grado de abstención, se estará sintiendo. Y en este sentido, sería muy lamentable que así ocurriese, pues los únicos ganadores, serían justamente aquellos contra quienes se pretende protestar. Serían los mismos corruptos, los de siempre, quienes pescarían en río revuelto, pues con los pocos votos, de los pocos que los acompañan tradicionalmente, regresarían a lo mismo de siempre: El ejercicio de su politiquería y sus prácticas corruptas. Es mejor salir a votar, así sea en blanco, si lo que se quiere es protestar.

alarce_4@hotmail.com
alarce_5@yahoo.com

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net