l
Opinión / MAYO 22 DE 2024

La falsa repetición

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Se estima que desde finales del 2018 en los Estados Unidos, las redes sociales han superado en popularidad a los periódicos impresos; y para el 2021, casi la mitad de los estadounidenses recurrieron a las redes para informarse. Si bien esta transición mediática ha sido impulsada por la facilidad de acceso a la información en línea, también ha dado lugar a un fenómeno alarmante: la proliferación de noticias falsas.

Las también conocidas como fake news, son una realidad en el mundo digital en el que vivimos. Con la avalancha de información disponible en internet, distinguir la verdad de la falsedad se ha vuelto cada vez más desafiante. Entonces, ¿por qué creemos lo que creemos?, y ¿cómo podemos discernir entre lo verdadero y lo falso en un entorno saturado de información?

En un estudio recientemente difundido —«Illusions of knowledge due to mere repetition», publicado en ScienceDirect— se señala que un fenómeno relevante en este contexto es el efecto de verdad inducido por la repetición. Se refiere a la tendencia de las personas a creer más en la información que se repite que en la nueva. 

Es decir, cuanto más escuchamos algo, más propensos somos a considerarlo verdadero. Este fenómeno ha sido objeto de amplia investigación y se ha demostrado que es especialmente relevante en el contexto de las noticias falsas y la desinformación.

En este sentido, en esta investigación se exploró un aspecto adicional de la repetición que podría explicar por qué este fenómeno es tan poderoso: las ilusiones de conocimiento. Estas ilusiones ocurren cuando creemos que ya sabíamos algo antes de volver a escucharlo, simplemente porque lo hemos escuchado repetidamente en el pasado. Esto puede contribuir a la solidez del efecto de verdad, dificultando aún más discernir entre lo verdadero y lo falso.

Además, se examinó estas ilusiones de conocimiento mediante cuatro experimentos, en donde los resultados mostraron que los participantes de estos no solo tendían a creer más en la información repetida, sino que también eran más propensos a afirmar que ya la conocían previamente. Incluso cuando la información repetida era falsa, los participantes seguían creyendo que la conocían.

Sin duda, entender estos mecanismos subyacentes es crucial para abordar el problema de las noticias falsas y la desinformación. Si bien es evidente que la repetición desempeña un papel importante en la formación de nuestras creencias, también debemos ser conscientes de cómo esto puede llevarnos a creer en información falsa.

La repetición puede ejercer una poderosa influencia en nuestras creencias. Sin embargo, al comprender cómo funciona este fenómeno, podemos estar mejor preparados para discernir entre la verdad y la falsedad en un mundo cada vez más digitalizado.

Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto? Una sugerencia es adoptar una postura más crítica ante la información que consumimos en línea. Debemos aprender a cuestionar la información que recibimos y buscarla en múltiples fuentes antes de aceptarla como verdad. Además, es fundamental educar a otros sobre estos fenómenos y fomentar la alfabetización mediática en la sociedad.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net