l
Opinión / DICIEMBRE 15 DE 2015

La plaza de la hoja

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Usted no sabe que es la plaza de la hoja, ni muchas otras cosas que la gran prensa, le ha escondido al país.

Nos dimos cuenta gracias al internet, que POT de Bogotá, fue estudiado y puesto como ejemplo en la universidad de Harvard. Que Petro fue invitado por el Estado Vaticano a exponer ante los principales alcaldes del mundo, su plan de ordenamiento territorial. Gracias al internet nos dimos cuenta que Petro fue elegido por The Huffington Post como el sexto mejor alcalde del mundo. La gran prensa bogotana esconde los logros de la Bogotá Humana. La lucha contra la segregación social, la adaptación al cambio climático y el fortalecimiento de lo público.

En cambio en una feroz campaña de desinformación, nos muestran minuto a minuto una compilación de hechos violentos que no se niega que existen, pero que en la forma en que son presentados producen una percepción de inseguridad que no corresponde con la realidad. En la reciente investigación de ¿Bogotá cómo vamos? El índice de victimización, que es diferente al de percepción, dice que en el 2009 la victimización estaba en el 39 %, y en el 2015 bajó al 20 %, este trabajo que es hecho por entidades muy respetables del país, no fue difundido por los medios. El porcentaje de homicidios es el más bajo de los últimos ocho gobiernos capitalinos, pero el trabajo desinformativo de los medios hace creer que Bogotá es la de más alto índice de muertes por asesinato, por debajo de Bogotá en este indicador solamente se encuentra Tunja.

He puesto solamente unos ejemplos de desinformación, ahora voy a tratar de explicar que esa campaña de desinformación se debe a intereses netamente económicos. Fueron dos modelos de ciudad los que se disputaron la alcaldía de Bogotá. Ganó un modelo que privilegia el desarrollo de la ciudad alrededor del cemento y el automóvil y el empequeñecimiento de lo público y el cogobierno con la corrupción, en contra de un modelo que hace énfasis en el desarrollo humano y la defensa de lo público. Hay que dejar claro que de los tres últimos gobiernos de Bogotá el único que se atrevió a desarrollar un programa de izquierda fue Petro y fue el único que se atrevió a quitarle la plata a la corrupción.

Los medios de comunicación pertenecen a los dueños del gran capital que apoya el modelo de ciudad que privilegia sus intereses. Sería iluso pensar que estos medios, mostraran los logros de un gobierno que dedicó sus esfuerzos y el dinero público a incluir socialmente a los que a los largo de la historia bogotana han sido excluidos.

A propósito, entre a internet, busque La Plaza de la Hoja y compárela con la indignidad de las casas que con nuestro dinero está construyendo Vargas Lleras y que cree que lo van a llevar a la presidencia de la República.

 

osoriotoro@hotmail.com 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net