Opinión / NOVIEMBRE 07 DE 2019

Las mujeres

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Seis décadas y casi dos años han tenido que transcurrir desde aquel domingo de 1958, cuando se eligieron por primera vez mujeres a los cargos de representación política, una vez aprobado el plebiscito de 1957 para iniciar el Frente Nacional que daría paso a la consolidación del bipartidismo —Liberalismo-Conservatismo— en la alternancia del poder y que dejaría por fuera a otras opciones políticas.

Al año siguiente, se eligió a la abogada Anacarsis Cardona Toro, representante a la Cámara por Caldas y por el partido Liberal, y como diputada a la asamblea de Caldas a la señora Mery Patiño de Rodríguez, del partido Conservador.

Siendo alcalde de Armenia Ancízar López López, en el concejo municipal de Armenia, las primeras concejalas fueron: por el partido Liberal, Libia Velásquez Uribe, y por el Conservador, Margoth Gómez de Gómez, esposa del abogado Clímaco Gómez, quien también había sido concejal de Armenia.

Muy a pesar de la ley de cuotas, el Quindío se ha mantenido en su tradición patriarcal y machista en sus modelos políticos. 

En estas elecciones de 2019, de 56 aspirantes a las alcaldías, 7 eran mujeres, es decir, solamente el 12,5% del total de la representación política, y finalmente se eligieron 2: Beatriz Díaz Salazar, de la alianza partido Conservador - Centro Democrático, en Salento, y Ana Julieth Díaz Ubaque, por el partido Liberal, en Circasia, es decir la elección real y efectiva para las mujeres fue de apenas el 16,6%, mientras los hombres se quedaron con el 83,4% del poder en las alcaldías en el Quindío.

 Los municipios donde más mujeres se postularon como candidatas a la administración fueron Génova y Córdoba, cada uno con dos, seguido de Armenia, Salento y Circasia, con una. En los demás no se postularon ciudadanas.

De las 7 candidatas a las alcaldías municipales, 3 son profesionales en administración pública, una en administración de negocios Internacionales, tres tienen especialización y una de ellas especialización y maestría en ciencia política.

Lo que indica que están bien preparadas académicamente y sobre el manejo de lo público, no obstante no fueron electas.

Así mismo, las candidatas de Armenia, Salento y Génova plantearon en sus respectivos programas de gobierno, propuestas específicas con enfoque de género, direccionadas a favorecer a las féminas y una sobre mujer y nuevas masculinidades.

En estas elecciones de 2019, el Quindío eligió 33 concejalas, ninguna dama salió electa como diputada, pese a que de los 65 candidatos, 23 eran mujeres, es decir, el 35,38%, con lo cual la asamblea departamental quedó masculinizada.

Esto demuestra la dificultad de las mujeres para acceder a los 11 cargos de esta representación popular en el Quindío, que en el país alcanza los 418 diputados en los 32 departamentos.


Betty Martínez Salazar


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net