Opinión / OCTUBRE 19 DE 2021

Mas sobre Albert Camus

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Albert Camus, premio nobel de literatura el 18 de octubre de 1957,   deslumbrante escritor y pensador francés, no pierde vigencia en la historia del pensamiento y la literatura,  por su obra   que cautiva a lectores y nuevos adeptos, con La peste, por ejemplo,  a propósito de la pandemia mundial, con El hombre rebelde, presente en las grandes manifestaciones sociales y, desde luego, por la frescura de sus ideas filosóficas, su amor a Federico Nietzsche y a la obra de León Tolstoi; para contribuir con  la bibliografía sobre su vida y obra, el escritor bogotano Mario Jaramillo —abogado y literato— ha publicado un excelente libro1 sobre un viaje de Camus a España.

Baluarte de un largo periodo del pensamiento existencial del siglo XX, su obra completa perdura con más énfasis en sus ensayos, con las tesis del absurdo inicial —surgidas por los efectos de la segunda guerra y el conflicto de Francia con Argelia, su tierra natal— con la visión positiva en el  progreso y  desarrollo de su pensamiento sobre  la existencia y una especie de renacimiento sobre las ruinas del nihilismo, a voces de Julio Lago, prologuista de sus obras completas en las ediciones Aguilar.

Fulgurante en las letras y el protagonismo social, muestra otras facetas de gran significado: “En Albert Camus y su viaje clandestino a Menorca- Mario Jaramillo cuenta la visita del escritor a España, cuando su presencia estaba vedada por el Franquismo:  había osado mostrarse públicamente a favor de los republicanos. En la isla se convirtió en “Cardona”, trabó una entrañable amistad, conoció uno de los tantos amores de su vida (…)”.  Cardona, una manera de homenajear a su madre, de origen español.

El libro bellamente editado por taller de edición Rocca, es un diálogo fluido, inteligente, agudo en las consideraciones de Camus sobre la política, el amor, la felicidad, la rebeldía y la vigencia del mito de Sísifo, en la vida personal y en el mundo de los hombres; las aventuras de un visitante ilustre a una isla paradisíaca con el mar mediterráneo de fondo, casi una novela que se lee con alegría y frenesí.

Entre las páginas maravillosas del excelente libro de Mario Jaramillo, que recomiendo a mis lectores, no se escapa una página dolorosa sobre la muerte abrupta del gran premio nobel: El 4 de enero de 1959, después de celebrar la Navidad en su casa de campo de Lourmarín —a 755 kilómetros de París— cuando regresaba en el coche  deportivo Facel -Vega, en compañía de Michel Gallimard —su editor— quien manejaba y en el puesto de copiloto Camus, “En la Nacional 5, entre Champigny-suir-Yonne y Villeneuve-la–Guyard, el vehículo dio un bandazo, se salió de la carretera, se estrelló contra un platanal, rebotó contra un árbol y se partió en dos. Camus falleció en el acto. 13.55 marcaba el reloj. Gallimard murió en el hospital cinco días después”, (pág. 35).

Con los años la noticia es historia como historia con letras grandes es la obra magnífica de Albert Camus, uno de mis favoritos de todos los tiempos.

1 Jaramillo Mario. Agosto 2021. Albert Camus y su viaje clandestino a Menorca. Taller de ediciones Rocca. 167 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net