l
Opinión / ENERO 17 DE 2018

Nuestro cerebro funcional

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Nuestro cerebro se compone de muchos elementos tangibles y no tangibles que en ocasiones olvidamos y que son muy importantes en nuestra salud.

Muchas veces cuando hablamos del cerebro, tenemos la representación mental de una masa llena de arruguitas medio húmeda y donde creemos que están todas las neuronas y sus conexiones, además sabemos que tiene energía y que sus ondas hacen que funcione correctamente, esto es solo una parte de nuestro cerebro y yo lo llamo el cerebro estructural.

Por otra parte se encuentra nuestro cerebro funcional, que es un poco más olvidado en nuestra representación mental ya que las funciones no se representan en el cerebro como tal, sino en nuestra conducta. 

El cerebro funcional se compone de atención, memoria, percepciones, movimientos, lenguaje, emoción y pensamiento. Es raro entender que tantas cosas salen de esa pequeña cajita negra que tenemos detrás de nuestros ojos, sin embargo hasta el amor sale de ahí.

Como neuropsicólogos tenemos la difícil tarea de recabar en esta cajita negra para entender como están funcionando cada uno de los procesos, si se han desarrollado bien o si han tenido algún deterioro, pero además de entender el equilibrio con nuestras emociones y afecto.

Como personas debemos cuidar nuestro cerebro funcional ya que es la posibilidad de interacción con el mundo, tal vez sea intangible, pero es algo muy preciado para nuestra vida. 

Debemos entender que podemos entrenarlo para protegerlo, que necesitamos de una buena alimentación, ejercicio físico constante, buena respiración y sobretodo experiencias renovadoras cada día, recordemos que el estrés y la monotonía afectan nuestro cerebro y que cambiar las experiencias solo depende de nosotros mismos.

Una invitación para cuidar nuestro cerebro funcional es a ser creativos con nuestro día a día, no importa si trabajas todos los días en el mismo horario, si cumples la misma función, trata de cambiar la ruta, de hacer algo nuevo, de cumplir con una función diferente, de hacer algo diferente que contribuya a guardar una experiencia distinta al final del día.


www.davidcubillos.com.co


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net