l
Opinión / MAYO 27 DE 2024

Paro…s

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ahora que se habla insistentemente del constituyente primario, de sacar la gente a la calle, de primeras líneas, recuerdo como comenzó la expresión popular y las protestas para arengar unas ideas o reivindicar algunos derechos que eran desconocidos por el estado o particulares. Se acuñó una “paro”, y en contravía de los especialistas confundían cese de actividades, huelga, entre otras, dejaremos a los especialistas en derecho laboral para que aclaren, para nuestros efectos es detención de la actividad para pedir las reivindicaciones.

Hoy se habla de calle para respaldar a tal o cual idea, es que por los “paros”, ahora las jornadas de protesta, asambleas permanentes la expresión es contundente, extraña uno que esas expresiones no se hayan presentado frente a la salud de los colombianos. Para dar un ejemplo los laboratorios que se están haciendo con sectores determinados de la población.

He sido testigo de la reciente protesta contra la prestación del servicio de salud, en el quinquenio pasado se han expresado con inconformidad los maestros con su atención. Por eso ahora extraña que no exista una marcha para protestar por el galimatías en que se encuentra la prestación del servicio a quienes forman a nuestros menores y mayores. Por lo menos han salido a protestar.

Pero aquí no es solamente a los que están activos, sino mayormente a los que ya gozan del derecho del retiro, y los familiares que obviamente están en una edad que requiere inmediatez y facilidad con seguridad en la atención. No están para dilaciones, el paseo de un lugar a otro para los medicamentos o las citas no es aceptable. En la tierra que vivimos la ubicación del edificio de atención es donde se encuentran habitantes de calle y donde la sensación de inseguridad se respira.

Que decir de los establecimientos autorizados para la entrega de medicamentos donde la autoridad de salud acaba de ordenar el cierre de alguno de ellos. No se entiende cuando se ha votado la huelga, por parte de empleados de un ministerio, porque los profesores no han salido a las calles a protestar por el modelo, laboratorio, o ensayo de un nuevo modelo que no se conoce, pero mas que ello que hasta el momento solo entrega desconcierto e improvisación.

Este ensayo que tiene como población objetivo algo más de setecientos mil afiliados, debe terminarse antes que dar el salto a los millones de colombianos que tienen derecho a la salud en Colombia. Evaluar si es eficiente y mejora la atención en salud de los nacionales y extranjeros sujetos de derecho, pero primero deben terminar el ensayo, dar un salto al vacío con lo más fundamental para una sociedad cuya edad promedio requiere de atención permanente en materia de salud en forma preventiva y curativa equivale a consecuencias fatales para la sociedad.

El objetivo de cualquier reforma es mejorar las condiciones de sus ciudadanos, en el caso de la salud es el respeto a la vida, a una vida digna, a una calidad de vida para quienes son objeto de la atención del estado. No podemos que nuestra salud es un derecho, y no puede reformarse para desmejorarlo, es inaceptable desde lo jurídico, lo social y lo político.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net