l
Opinión / SEPTIEMBRE 14 DE 2022

Principio de amor

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Tal vez el amor es algo más que un sentimiento, podríamos entenderlo también como un principio fundamental en nuestra vida. Ese principio rector que necesitamos aclarar y enseñar en las familias.

Si todas las personas tuviéramos claro cómo se puede amar a otro tal vez sería muy difícil hacer daño desde cualquier conducta o acto que vaya en contra de algún ser vivo.  

Cuando hablo del principio de amor estoy tratando de entender la transferencia de energía que puede haber entre los seres humanos desde cualquier tipo de relación, e incluso desde la energía que podemos tener hacia la naturaleza, los animales y el mundo en general. 

Veo que en muchas ocasiones hemos transgredido este principio hasta el punto de flexibilizarlo en nuestra mente, incluso se ha borrado de nosotros y de los parámetros culturales. Somos amor, pero generamos conductas negativas hacia los otros, le ensañamos a nuestros hijos a discriminar o acosar y actuamos como si estuviéramos en una batalla con cualquier persona que encontramos en la interacción social. 

Cuando actuamos desde el desconocimiento de este principio nos olvidamos de la empatía, de la comprensión del otro y de su individualidad, tratamos de ir contra las reglas, colarnos en la fila, engañar o mentir socialmente. 

Cuando reconocemos que nuestra energía más linda se activa al amar a los otros comprendemos lo importante que es tener amor y dar amor más que esperar recibir amor y atacar al otro fácilmente. 

Construyamos un principio de amor para abrir nuestra mente y compartir este mundo que no es solo nuestro con cualquier tipo de persona, animal, planta. Desde cualquier tipo de expresión, diferencia y diversidad, dejemos ya de pensar que somos el centro del universo y abramos ojos a un pensamiento plural donde participemos activamente y hagamos el bien, entendamos que es primero el bien común y trabajemos por ser mejores con el otro. 

Tal vez en este camino nos encontremos con personas que no creen que este sea el camino, tal vez algunos rechazarán esta filosofía de vida por estar acostumbrados a algo diferente. Estoy seguro que si lo hacemos tendremos un mundo mejor. No necesitamos que sea perfecto, pero si habría un cambio. 

Este cambio se daría cuando amamos al indefenso y nos ponemos en sus zapatos, cuando entendemos al diferente, cuando cuidamos la naturaleza, tenemos mayor conciencia ambiental y sea lo que sea no hacemos nada que vaya en contra de nadie. 

Además, al tener un principio de amor hacemos que se dé una regla que impacte a nuestra familia, los hijos y todos los que nos rodean, esta regla es no hacer daño a nadie ni nada, no burlarnos de las personas, no hacer daño a esos compañeros de colegio por ser gordos, flacos, bajos, por su preferencia sexual, por tener discapacidad, por nada. 

Demos amor y entendamos que todos hacemos parte de la misma energía. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net