l
Opinión / DICIEMBRE 27 DE 2022

Qué viene para 2023

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ser empresario o emprendedor requiere de una serie de habilidades que no tienen todas las personas: una gran capacidad para entender el entorno, flexibilidad, capacidad para tomar decisiones, tener control, ser creativo para resolver todo tipo de problemas y una gran capacidad para ser flexible y tener los mejores cerebros en su empresa que le permitan sobrevivir en un mercado tan competitivo, donde día a día se tienen productos más sofisticados de mejor calidad a mejores precios. Todo nuevo año debe empezar con una excelente planificación de lo que se quiere lograr en el presente año; ya sea como empresa o como persona para lo cual hay que entender lo que ocurre en su entorno. El 2022 fue un año de retos para los empresarios, tuvo altas tasas de inflación y de interés, con un nuevo gobierno que improvisa y que ha generado efecto en factores económicos como el dólar y la inversión extranjera y aumento de los precios de los productos. El país se enfrenta un panorama complejo para el 2023 en materia económica, dado por situaciones de una posible desaceleración o la reforma tributaria que tocará el bolsillo de los colombianos por la alta inflación, así como el pago de impuestos para contribuyentes con como el impuesto a las rentas, el IVA, la tributación de dividendos, la ganancia ocasional, el impuesto al consumo y el gravamen a los movimientos financieros (GMF) para personas naturales. La reforma tributaria traerá impuestos que golpearan el sector empresarial como el impuesto al patrimonio desde $ 3.000 millones, el impuesto al carbono, petroleros y mineros, hidroeléctricas y bancos, alimentos ultraprocesados, IVA a corridas de toros y a la compra de animales de compañía, en un país que se ha llenado de mascotas en los hogares. Mientras el dólar estará lejos de estar a lo que estuvo al inicio del año cuando su valor estaba en $3.200, situación que beneficia a todo tipo de empresas exportadoras o a quienes reciben remesas en dólares, mientras afecta aquellos que importan producto en dólares. Durante el año 2023 las estimaciones podrían estar entre $4.700 y $4.800, mientras el petróleo estaría en un precio de 94.2 dólares, aunque se prevé que pueda llegar a los 100 dólares, a medida que empiece a moverse la fábrica mundial China, que estuvo parada por la pandemia. Terminamos un año con una inflación del 12.5 %, la más alta desde 1999, lejos de la de enero que estaba al 0.77, que hace que todo sea más costoso, aunque se espera que para el final del 2023 se tenga una reducción del 7 % lo que mejoraría los precios. ¿Qué está haciendo usted o su empresa para planificar el nuevo año y lograr sus metas? 

Les deseo a todos una feliz Navidad y un próspero nuevo 2023.  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net