l
Opinión / FEBRERO 14 DE 2024

Seamos esencia y equilibrio

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

A veces por falta de confianza dañamos nuestro presente, nos asustamos por no saber qué va a pasar y afectamos las emociones que podemos tener en el día a día.  

Tal vez la forma más sencilla sea confiar, aprender a ver las cosas que nos pasan como experiencias necesarias para la vida y el aprendizaje que tenemos y entender que a pesar de que pasen cosas al final: todo va a estar bien.

El universo nos dice todos los días que confiemos, la naturaleza se equilibra en un vibrar armonioso porque entiende que fluir es la única opción, los animales no planean, por lo tanto no se asustan ni pierden su presente, simplemente existen, son lindos y su armonía los lleva a vibrar todo el día con la mejor energía, esa energía de la vida misma.

Debemos aprender más de esto, cuando vemos el bosque, el mar, los animales que existen ahí, solo vemos equilibrio en su existencia, son lo que son y eso los hace únicos porque son esencia.

Hace días estaba dentro del bosque pasando por un hermoso río, acostado sobre un neumático y me encontré con una garza morena, ella estaba en la orilla del río, era alta, muy delgada y estilizada, su pico muy amarilloso, sus plumas entre grises y moradas, con unas manchas negras y blancas perfectamente dibujadas. Ella estaba ahí, tranquila, serena, su cuello estirado como saludando al sol y sus patas bien plantadas reconociendo la tierra, lo único que le importaba era existir, no había en su ser un asomo de preocupación por el futuro, solo por ser en ese instante y por ayudar con el equilibrio del bosque.

Cada que veo esto pienso en que a veces creemos que somos más evolucionados que otros seres pero al final ellos nos dan mensajes y nos dicen que podemos liberarnos y existir, ser esencia como esa garza morena simplemente hermosa.

Cuando somos esencia, somos simples y esto hace que seamos igual: simplemente hermosos siendo únicos, viviendo ese momento y armonizando con una sola promesa de no dañar el universo ni a ningún ser que esté en él.

La garza morena esperaba alguna presa en el río, suficiente para sobrevivir y seguir existiendo hasta que pudiera aportar a ese equilibro.

Y así como esto hay múltiples enseñanzas en la naturaleza de las cuales podemos aprender y ser mejores en el presente. La de hoy es la esencia, la existencia misma, podemos serlo, podemos existir, podemos ser hermosos siendo esencia, solo necesitamos abandonar algunas ideas irracionales que nos hacen ser más apegados a lo que no necesitamos, más apegados a los planes que nosotros mismos nos planteamos en la mente y más ligados a cosas materiales que no ayudan en nada a ser y existir en armonía.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net