l
Opinión / JUNIO 28 DE 2019

Sociedad y salud

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La facultad Ciencias de la Salud de la universidad del Quindío, en estos casi 40 años de existencia ya cuenta con 8 programas —pregrados de medicina, enfermería, gerontología y seguridad y salud en el trabajo y 4 de posgrados maestría en riesgos laborales, maestría y doctorado en ciencias biomédicas y pediatría—.

Nuestro programa de medicina fue el primero en alcanzar la alta calidad en 2006 y en ser reacreditado los años 2011 y 2018. 

A partir del 1 de junio de 2019, fui ratificado como decano de la facultad; desde esa posición, son muchísimos los retos, los cuales ya están en desarrollo. 

Así entonces, los desafíos inmediatos se encuentran alrededor del fortalecimiento de la extensión como eje misional transversal a la docencia y la investigación. Bajo ese eje, se promueve la IPS universitaria y su ampliación de oferta de servicios en los diferentes campos de la salud, la diversificación de la oferta en educación continuada tanto solidaria, social como remunerada, la creación del centro de estudios clínicos, la atención integral del adulto mayor y sus principales problemáticas, el centro de atención integral de seguridad y salud en el trabajo, entre otras acciones. Como prioridad se tiene también la creación de programas de pregrado en nutrición-dietética, los posgrados en ginecobstetricia y medicina interna —posteriormente cirugía general y anestesiología, medicina familiar e inmunoalergología, en enfermería y salud ocupacional—; obtención de la renovación de registros calificados de los programas de enfermería, gerontología y seguridad-salud en el trabajo y, posteriormente, acreditación de alta calidad de los programas de enfermería y gerontología. A mediano plazo, el fortalecimiento del laboratorio de simulación y tres pisos de aulas que complementen los espacios requeridos por los programas de pre y posgrados. Ya es una realidad la trasformación y fortalecimiento de nuestro anfiteatro en un laboratorio-museo de morfo patología, imagenología aplicada y plastinación.

Tampoco cesaremos en nuestra apuesta por la trasformación del trabajo en aula, con implementación de didácticas más constructivistas para que prime el aprendizaje sobre la enseñanza; la aplicación de estrategias metodológicas participativas, la utilización de las nuevas tecnologías de la información como grandes mediadoras del aprendizaje. Integraremos los diferentes programas de la facultad para, con ello, darles una mirada más pertinente y contextualizada, llevándolos a escenarios reales, de tal forma que demos respuestas concretas al entorno y generemos una apropiada producción académica. Con ello, formaremos estudiantes preparados para la transferencia del conocimiento. 

En suma, vamos hacia la humanización en salud, a través de una cultura que reinvente nuestra facultad, que impacte positivamente el contexto social y sea coherente con las expectativas ciudadanas.
 

Jorge Luis Duque Valencia


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net