l
Opinión / ABRIL 22 DE 2024

¿Terroristas…?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Marchas y contramarchas, amenazas de constituyente, hundimiento de reformas, mermeladas o crispetadas de palacio para la reforma pensional, pelotones secuestrados, discusiones entre formas de manejar el estado, son el vivir permanente de los colombianos, pero ahí vamos en esta disputa por la conducción del gobierno.

Pero esto no hace aceptable que se escale la discusión con el insulto y con términos peyorativos para quienes no están de acuerdo con uno u otro argumento. Sobre el sistema político, la forma de gobierno y de gobernar, hacer oposición o respaldar la administración, son posturas aceptables para todos, en el marco del respeto por el otro. Pero la narrativa no puede ser descalificar a los demás porque no están de acuerdo conmigo o con premonitoria victoria que hará que los otros sean enemigos.

Y en esto de las gallinas de arriba y abajo, o de abajo que están arriba, como es el ciclo de los gobiernos en este nuevo siglo, ya sean de derecha o de izquierda, a lo largo y ancho del mundo se confunde lo ideal para convertir la disputa en solo retorica, ya que en el mundo sigue avanzando la desigualdad, coerción a las libertades, autoritarismos y campea el hambre y la muerte de los que menos posibilidades tienen de sobrevivir.

Pero lo que hoy capta nuestra atención hace rememorar a un profesor de derecho constitucional, que en los años ochenta les decía a sus alumnos “Si Bolívar hubiese perdido la guerra de independencia, hoy no se diría libertador, sino que diríamos Bolívar y sus guerrilleritos”. Es por ello que es inaceptable que en las redes se este aceptando usar el término “terroristas” para aquellos que no están de acuerdo o no multiplican o publicitan las acciones del gobierno, ese mismo término se usa para los medios, y más delicado contra las personas.

Desde cuando en Colombia parodiando a las otras culturas se les llama mártires a quienes ofrecen su vida por una causa, nosotros los llamamos héroes o líderes. Mas fácil hablar de terrorismo de Estado, o de terror por las acciones que generan sangre, o destrozos a la economía. No nos podemos descalificar unos a otros, y menos en plan peligroso de comenzar a señalar de terroristas a otros como antiguamente se señalaron de guerrilleros a los que disentían, como preámbulo a una reja o un vejamen mayor.

Todos los seres de esta patria, estoy seguro, esperamos cambios que mejoren la calidad de vida de los colombianos, que permitan que los jóvenes tengan un proyecto de vida exitoso con la acción de todos. Queremos que el hambre y la miseria desaparezcan de nuestro país. Que la igualdad deje de ser un discurso y las posibilidades de ascenso social y económico se den en términos de equidad. Todo dentro de un Estado y gobierno que desaloje la corrupción de los edificios y oficinas.

La condición indispensable es respetar la diferencia, tener un lenguaje incluyente, no despectivo ni confrontacional. La tolerancia y la fraternidad entre todos los seres humanos, hoy más que nunca se necesitan en la práctica de los colombianos. El término terrorista a quienes no están de acuerdo con otro, solo es el principio del irrespeto por las ideas y la vida.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net