l
Opinión / OCTUBRE 24 DE 2019

Una inmersión en el futuro

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El Quindío podrá ser un departamento bilingüe si durante los próximos 10 años persisten las acciones enfocadas a formar a niños, niñas y adolescentes en competencias para la escucha, la expresión oral, la lectura y la escritura en idioma inglés; una meta a la que le apunta el programa de formación, Quindío bilingüe y competitivo, liderado por la gobernación del departamento con fondos del Sistema General de Regalías, en el que la universidad del Quindío es el capacitador principal, a través de la vicerrectoría de extensión y desarrollo social y la licenciatura en lenguas modernas, con énfasis en inglés y francés. 

Actualmente, hemos dado un nuevo paso hacia el logro de esta conquista educativa con la ‘Inmersión docente en idioma inglés’, orientada a profesores que respondan a exigentes rutinas de concentración y aislamiento asistido, bajo la tutela de docentes nativos, expertos en el desarrollo de ejercicios de carácter deportivo, académico, creativo y recreativo, en las instalaciones del Centro Recreacional y Turístico del fondo de empleados de la universidad del Quindío. 

Este campamento de inmersión es riguroso con el cumplimiento de su principio básico, compartido por los docentes participantes, todos ellos de diversas procedencias socioculturales y laborales, quienes aceptan relacionarse durante un período de quince días mientras viven ‘una profunda y simbólica implicación mental en temas plurales’; hecho que sin duda comenzará a cambiar sus propias vidas y las de sus estudiantes, pues estos disfrutarán de los resultados de una formación que acerca a las experiencias de una cultura extranjera explorando, con el lenguaje, diversos aspectos de la vida cotidiana y la convivencia entre pares.

Durante el proceso de inmersión, se interactúa con hablantes nativos de la lengua inglesa; entre tanto, se gana confianza en la conversación, adquiriéndose la pronunciación correcta mientras se experimentan aspectos culturales que se integran con las vivencias del entorno local. Con esta metodología, se hace visible el mejoramiento del desempeño académico ya que se participa en actividades grupales de la vida real como el servicio comunitario, el liderazgo, la resolución de conflictos, la actividad física, el trabajo en equipo y las artes. 

Para la universidad del Quindío es, entonces, motivo de satisfacción poder contribuir con los procesos que nos impulsen a constituirnos, a mediano plazo, en un territorio bilingüe y bicultural, con la certeza de que este momento de inmersión para la cualificación pedagógica y metodológica, nos permitirá mirar al mundo con nuevos ojos y aprovechar las oportunidades que ofrece la internacionalización de la cultura, la economía y la educación, en un contexto en el cual las prácticas y los saberes locales deben reconocerse y expandirse a otras latitudes.


Luis Fernando Polanía Obando


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net