l
Opinión / MAYO 25 DE 2024

Valore el día de hoy

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Muchos se preguntarán: ¿Cómo valorar el día de hoy, que estamos viviendo; cómo es que lo estamos pasando y cuántas inquietudes, cuántos problemas, cuántos anhelos, cuántos deseos por realizar, sueños por cumplir y en medio de todo esto, tenemos que darle valor al día a día? 

Pues eso es lo que nos plantea Joel, quien afirma: “Algunas personas están convencidas que la vida es simplemente una serie de problemas que se tienen que resolver.

Entre más pronto logren salir del problema, más pronto estarán felices, pero la verdad de todo, es que después de pasar con éxito este problema, habrá otro nuevo que enfrentar. Y al haber superado ese obstáculo, habrá alguna otra cosa que superar, pues siempre hay otra montaña que escalar.”

¿Montaña? ¿Cuál podrá ser? Si estamos viviendo tiempos difíciles, de esos que agotan las fuerzas, que deprimen, que desesperan y que están acabando con ilusiones y proyectos; que nos están oscureciendo la ruta anhelante de la vida, de cada uno de nosotros; de los padres, hijos, nietos y el resto de familia si es que aún están vivos.

Pero Joel nos dice algo más: “Por eso es tan importante disfrutar el viaje, no solo ese destino final. Nunca llegaremos, en este mundo, a un lugar donde todo esté perfecto y ya no tengamos retos. Por muy admirable que sea el fijarse metas y lograr alcanzarlas, no debe involucrarse tanto en alcanzar esas metas, y no cometa el error de no disfrutar el punto donde se encuentra en este momento. Mientras tanto, la vida les pasa por alto: “Nada más que reciba este ascenso, cuando cierre este trato de negocios, cuando me jubile…”. No, usted necesita aprender a disfrutar de su vida ahora, cada día, cada parte de la jornada de la vida. No espere que todo esté tranquilo, que sus problemas estén resueltos, que su pareja cambie, que el negocio crezca o que la deuda sea liquidada para poder disfrutar la vida.

Tampoco busque que los grandes acontecimientos sean la fuente de su alegría, ya que, aunque causen gozo por un tiempo, después se desvanecen y usted se queda como un adicto que busca la droga; pues necesitará y buscará alguna otra cosa que le produzca gozo”. 

Cómo nos reconfortan estos consejos, de alguien que como Joel, siempre con sus palabras, inunda la mente, el corazón, la inteligencia y el entendimiento, de tantos seres que como la gran mayoría de espectadores silenciosos, que habitamos este país, tan admirado y querido, pero que lamentablemente se queja, llora, sufre, se lamenta y son pocos los que escuchan sus quejas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net