l
Opinión / OCTUBRE 16 DE 2011

Veinte años de lucha

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Mal haría no iniciar hoy esta columna, sin unirme a la celebración de los veinte años  de fundación de esta casa periodística, constituida en el más importante vocero de la opinión pública, defensora de los intereses de la región. Por esas cosas del destino, a este servidor le correspondió asistir al acto de inauguración del periódico justo el día que llegaba a la capital quindiana, delegado por el diario La Patria de Manizales, para hacerme cargo del reducido espacio que  habían dejado sus directivos en esta región para el cubrimiento de su acontecer.  Una razón de peso que precisamente llevó a la dirigencia regional a pensar en la necesidad perentoria de dotar a la ciudad y al departamento de su propio medio de difusión escrito.

Debo confesar que para mí fue una sorpresa grande, por supuesto preocupante, frente al reto que ahora tendría que afrontar, ante el orgullo herido con toda razón de una sociedad enraizada al fin y al cabo con sus ancestros manizaleños, propietarios del tradicional diario regional.  Temores que desde luego no resultaron infundados, pues el trabajo en verdad se tornó difícil, complicado. Una apreciable mayoría de los clientes potenciales anunciadores, ya habían tomado con  toda lógica la determinación de apoyar a su naciente periódico, pero por fortuna, también fue posible aprovechar de alguna forma los remanentes de aprecio y admiración que aún muchos conservaban por el “periódico de la casa de los padres”.  Personalmente también me permitió el inicio de una nueva etapa de vida en esta región donde mis padres por razones de trabajo en el campo de la educación de mi progenitor, Máximo Arce Franco, tuvieron la gracia divina de recibir a sus tres primeros retoños, en Armenia, Calarcá y Montenegro. Fue el comienzo providencial de mi nueva etapa con mi familia en esta región, que de alguna manera me acogió con gran cariño, pues son muchas las amistades que a ella nos ligan.

Hoy me congratulo con La Crónica del Quindío a donde llegué finalmente en calidad de columnista desde el mes de octubre del año 2000., tratando de llevar un mensaje siempre positivo de fe, esperanza y de defensa de los valores éticos a las gentes de bien. A los fundadores, a todos quienes han aportado de una u otra forma para que esta empresa llegue a ocupar el sitial de honor dentro de la prensa escrita, les hago llegar las más sinceras  felicitaciones y el gran deseo que siga avanzando por los senderos del éxito para bien de la comunidad y de todas sus instituciones.  Son bien grandes y complicadas las dificultades que representa el sostenimiento de una organización como esta, pero el sentido de pertenencia de todos los estamentos a ella ligado, son factores esenciales para salir adelante. Por fortuna, La Cronica del Quindío cuenta y seguirá contando con todos ellos.

En otro campo hoy la liturgia dominical nos plantea un pasaje sorprendente de la vida de Jesús, como en todos los casos, con una aplicación práctica para nuestra vida diaria: La necesidad de asignar los espacios necesarios que permitan la armonía en las relaciones de cada ser humano con sus semejantes, con la realidad que enfrenta, con Dios y consigo mismo:   Dar a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar. Una sentencia de permanente actualidad, cuando ciertos gobiernos pretenden involucrarse en asuntos que solo a Dios competen, como si ellos fueron los dueños absolutos de la vida y de otros valores fundamentales como la familia con sus deberes y derechos en lo cual, los católicos debemos permanecer alertas.
 
alarce_@hotmail.com
alarce_5@yahoo.com

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net