l
Opinión / ENERO 31 DE 2024

Vinimos a aprender

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Alguna vez has pensado: ¿que no eres de aquí? ¿Que tal vez solo estás aquí de paso? y ¿que tu vida es muy corta como para complicarte por cuestiones que no deberías? 

Muchas personas viven su día a día sin frenar a pensar en lo poco que vamos a disfrutar de este espacio y se enredan su presente pensando en lo que quieren lograr en el mañana, a pesar de no tener seguridad si llegará el mañana. Hacemos planes, construimos vidas a futuro, compramos cosas y adquirimos deudas que nos amarran y nos hacen seguir proyectando en un tiempo que no nos pertenece. 

Deberíamos empezar a pensar más a menudo que estamos de paso, no nos quedaremos acá porque no es necesario y porque vinimos a aprender y entender algunas cosas en este camino para que la energía siga siendo alimentada desde esa experiencia colectiva. 

Tal vez aprender sería ese propósito que debemos tener más claro, somos lo que aprendemos en cada experiencia y cuando lo entendemos podemos sin duda vivir más. Posiblemente uno de los aprendizajes importantes podría ser que no vinimos a juzgar, vinimos a amar. Esto es algo que cambiaría por completo nuestro caminar, es complicado porque gran parte de nuestra creencia social nos lleva automáticamente a una crítica frente al otro, a juzgarlo, a señalarlo. Cuando aprendemos a amar entendemos sin duda el valor de la experiencia del otro, sea cual sea su proceso.

También podríamos aprender que no vinimos a acumular sino a compartir: no importa lo que tengas al final nunca será tuyo, no hay nada que puedas llevar, nada que sea de tu propiedad, todo es un préstamo valioso del universo que puedes compartir con el otro y puedes impactar muchas vidas cuando compartes algo valioso para ti, cuando entiendes que esos caminos pueden ser compartidos desde la energía entendiendo que no eres materia, que tu fuerza y valor está en que eres energía y puedes llevarla cada vez más a desligarla de lo material.

En este camino te puedes encontrar que no eres apariencia, no te fijes solo en lo que ves, ni en lo físico, porque el cuerpo y la apariencia de hoy se va y no estará presente mañana, es efímero como la vida misma, comprende que eres esencia y esta quedará y perdurará más tiempo en ti, cambiante, excitante y fuerte. Tal vez te olvidarán pero tu esencia enseñará a muchos y tu energía logrará tocar algunas almas.

Si entiendes quién eres y logras descubrir cada uno de los mensajes que te manda el camino, podrás sin duda entender, qué y quiénes somos, aprenderás, entenderás y comprenderás que somos uno solo y somos el universo y la energía misma que siempre seguirá, así no existamos, así no estemos en estos cuerpos, en esta especie, siempre será y siempre volverá. 

No creas que yo ya aprendí por haber escrito esto, tal vez solo me pregunto como tú, cuál es el camino y tal vez solo entiendo una parte de mi experiencia y espero poder aprender a vivir más mi presente.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net