l
Opinión / ABRIL 17 DE 2024

¿Y la conservación?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El llamado fenómeno de El Niño, la crisis climática y ambiental, que todo predice que se irán agudizando año tras año, es decir que la variabilidad climática se presentará más extrema a medida que avanza o se profundiza el cambio climático, nos pueden aterrar pero que por igual no se hace lo absolutamente necesario para frenar la catástrofe que se nos advierte.

Una de las acciones necesarias es la protección y conservación de los territorios además de recuperar a través de la restauración natural los espacios necesarios para que nuestros entornos sean sinónimos de vida y no de muerte y extinción. Y en esto, tanto el Estado como la ciudadanía en general, podemos y debemos aportar para que sea una pronta realidad.

Se nos dirá que se viene haciendo desde hace tiempo. El Parque Nacional Natural La Cueva de los Guacharos, fue creado en 1962. Y para 1932 la familia Büch Kohlsdorf, procedente de Meremberg, Alemania, habían creado la primera reserva natural privada en el municipio de La Plata (Huila), con 150 hectáreas en conservación de la selva de niebla. 

Según cifras del RUNAP (Registro Único de Áreas Protegidas), las Reservas Naturales de la Sociedad Civil, son 1.251. Por igual existen un Área Natural Única 1. Distritos de Manejo Integrado 5. Parques Nacionales Naturales 44. Reservas Naturales 3. Reservas Forestales Nacionales 56.  Santuario de Fauna 1. Santuario de Fauna y Flora 9. Santuario de Flora 2. Vía Parque 1. Áreas protegidas nacionales 122. Áreas de Recreación 12. Distritos de conservación de suelos 21. Distritos Regionales de Manejo Integrado 122. Parques Naturales Regionales 60.  Reservas Protectoras Regionales 98. Áreas Protegidas Regionales 313. Para un gran total de 1.686. En extensión según el mismo Runap, son 19,405,807.58 hectáreas de área terrestre protegidas y 30,470,851.54 marítima. 

Lo que nos tenemos que preguntar es si estas cifras presentadas por la institucionalidad, están de verdad conservadas. Quienes conozcan algo el territorio nacional, podrán deducir fácilmente que estas pueden ser equivocadas, ya que las mismas son habitadas por terratenientes, o miles de familias campesinas o colonas, que ejercen primordialmente la ganadería extensiva o la agricultura como sucede por ejemplo en los páramos y en los grandes Parques Nacionales. A lo anterior debemos agregar los cultivos ilícitos que los tienen inundados y la minería ilegal que se extiende por el territorio nacional en especial en los cursos de ríos y quebradas.                   

Y en cuanto a la nada despreciable cifra de 1.251 Reservas Naturales de la Sociedad civil. Debemos leer esa información con inventario, ya que, reconociendo el inmenso valor de estas iniciativas privadas, individuales, familiares o de organizaciones sociales, es también cierto que estas en su mayoría no son conservadas en su totalidad. En ellas confluyen diversas actividades económicas, incluyendo la ganadería. Por igual ante las cifras brindadas por el Runap, nos queda la duda si en realidad “están todos los que son y son todos los que están”. 

En todo caso la realidad es que nos hace falta mucho por conservar y proteger lo suficiente para detener esta grave crisis ecológica local y planetaria. Hay bastante por hacer.  
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net