Inicio / Deportes / JUN 27 2020 / 5 días antes

En gimnasia rítmica, Quindío se alista para ser buen anfitrión de los nacionales

Favorito

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

En gimnasia rítmica, Quindío se alista para ser buen anfitrión de los nacionales

No se tuvo participación en las justas de 2019 por falta de experiencia y edad oficial.

La gimnasia rítmica es una de las disciplinas que dentro de los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales Eje Cafetero 2023 se podrá disfrutar en Quindío.

Sus competiciones se llevarán a cabo en el coliseo de la especialidad que se encuentra en la villa olímpica de Armenia y donde sin duda la región tendrá su delegación anfitriona, que buscará sobresalir y mostrar sus condiciones.

Aparte de su belleza, el ritmo, la disciplina y la historia que deben narrar los grupos participantes, a través de la música y la coreografía, el deporte tiene otras curiosidades, por ejemplo, la juventud de sus exponentes, porque a los 6 años las deportistas están listas para intervenir en el ámbito oficial.

Lea también: “Quindío y Armenia son responsables de bolera para juegos nacionales”

En Quindío se empezó desde hace 2 años, cuando tomó la orientación técnica la profesora Catalina Otálvaro, un proceso de masificación que quiere demostrar que hay talento y que el grupo llegará fuerte para las justas pactadas para dentro de 3 años.

El ente territorial cafetero sabe que en la actualidad los departamentos de Valle del Cauca, Antioquia, Boyacá y Tolima dominan en este deporte, empero, aspira a ser protagonista siendo el dueño de la fiesta.

 

Compromiso para las justas

El proceso hacia los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales Eje Cafetero 2023 empezó este año, donde Otálvaro, en primer lugar, ha pedido a sus dirigidas compromiso.

La entrenadora habló sobre el objetivo y reveló que cuenta con un grupo que ha cumplido 2 años de preparación.

También: Por costo de pruebas de la COVID-19, atletismo suspendió entrenamientos

Ellas han tenido esa actitud, pero se ha convertido en un compromiso de familia, porque los padres se sacrifican para llevar a las niñas a entrenar todos los días”, expuso.

El año pasado, Quindío no tuvo representación en gimnasia rítmica en las justas llevadas a cabo en Bolívar, porque el grupo no contaba con una preparación ideal para afrontar la competición.

“Ir porque sí no es una buena idea, además la base estaba muy pequeña en edad y el mínimo de años exigido es de 12, pero ahora contamos con exponentes entre los 6 y hasta los 14 años que van en el proceso actual”.

Sabe que el departamento es pequeño en comparación con la historia de las potencias, por lo que es importante la solidez.

“Por supuesto que se debe empezar con las deportistas más pequeñas. Sin embargo, podemos alcanzar el rendimiento de Tolima, por ejemplo, y una exponente podría alcanzar los resultados a la par de Antioquia y Boyacá”.

El ser locales en un escenario como el coliseo en la villa olímpica podría ser también un plus para alcanzar colocaciones de privilegio en las justas de 2023.

 

El proceso

Catalina Otálvaro es en la actualidad la entrenadora de gimnasia rítmica, quien está vinculada al departamento desde hace 2 años.

De su interés: Con juventud, tenis de mesa le apuesta a juegos nacionales

Estuvo como deportista de la disciplina hasta los 15 años, de ahí en adelante se preparó para ser entrenadora. Sus primeros pasos los dio como adiestradora de la práctica en Special Olympics.

Sobre el proceso con las jóvenes, la idea es que empiecen desde los 2 o 3 años los entrenamientos y adquirir técnica, porque a los 6 años deben estar listas para la competición.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net