Lunes, 11 Nov,2019
Armenia / NOV 09 2019 / hace 1 día

Fernando Arias Romero, el ‘arquitecto’ de los valores y las grandes obras humanas

Autor : María Fernanda Ramírez Tejada

Este sábado, a las 10:00 de la mañana, se desarrollaró la eucaristía y, posterior a ello, le dieron el último adios.

Fernando Arias Romero,  el ‘arquitecto’ de los valores  y las grandes obras humanas

Fernando Arias Romero q.e.p.d.

El 7 de noviembre de 2019, Armenia perdió uno de los grades arquitectos que ha tenido. Un hombre correcto, inquieto por el conocimiento y valorado por su don de gente. Así definen a Fernando Arias Romero, quien partió de este mundo el pasado jueves y dejó un gran vacío en su familia, amigos y conocidos. 

No hay mejor frase para describir a 'Fer'—como le dice su esposa— que 'el caballero del humor'. Siempre, sin importar el escenario, no faltaba el chiste oportuno y las risas inolvidables, esas que hoy recuerda su compañera de vida, Daneth García

“Siempre lo voy a recordar como una persona íntegra en todos los sentidos, un ser humano correcto, honorable, ético y respetuoso. Como esposo, siempre fue excelente. Nunca invadió mis espacios. En mi mente solo está como recuerdo su alegría. Quienes lo conocimos sabemos que era una persona tranquila, muy intelectual, porque era un lector consumado y muy inquieto. Y lo más maravillo aún, un padre excelente”, relató. 

Recomendado: POT: es tiempo de tocar madera

Cada uno de los integrantes de las familias Arias y García guardan un bello recuerdo de él. A ellos les entregó lo mejor. “Mis hermanos, todos lo adoran. Toda mi familia quiso a Fernando. Fue un gran líder y una persona armoniosa. Nadie entraba en conflicto con él, era como ese punto de equilibrio en el hogar”. 

La partida de don Fernando de este mundo no es más que física. La esencia de su ser, el ejemplo que impartió a sus seres queridos y la nobleza de su corazón, permanecerán. 

“Una huella para nosotros imborrable, una pérdida muy grande. Los suegros lo amaron intensamente, los sobrinos, de parte mía y de él, lo adoraban. Tanto así que le decían el tío estrella. Fue una persona que insidió en la vida de todos, de manera muy sutil”. 

Don Fernando no solo brilló en este mundo por ser un gran ser humano, también fue una persona íntegra en su profesión. 

Siempre fue muy inquieto y estudioso del tema del urbanismo. Vivimos 22 años en Bogotá. Desde 1988 hasta el 2008. En la capital de Colombia trabajó en Planeación Distrital, en dos curadurías urbanas e hizo su maestría en urbanismo en la universidad Nacional. También adelantó una especialización en derecho urbano. De la universidad del Valle se graduó como arquitecto”. 

El tema del urbanismo se le convirtió en una obsesión. Cuando regresó a la 'Ciudad Milagro' trabajó en la administración municipal. Su primer cargo fue como asesor, luego pasó a subdirector y luego sí fue director de Planeación. 

Estuvo en la administración de los exalcaldes César Mejía Urrea y Ana María Arango. También del actual mandatario, Óscar Castellanos Tabares. 

“Lo recuerdo como una persona muy estudiosa. Muy correcta en sus obras. Con mucho conocimiento de la ciudad y de las normas. Lo recuerdo como un gran conversador y le encantaba compartir mucho con su familia. Lo conocí desde hace muchos años”, dijo la exmandataria Arango a LA CRÓNICA.


Vida familiar 

 

“Trabajando precisamente fue que lo conocí. Mientras yo laboraba en el Sena, él se desempeñaba como gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Armenia, Edua. Allí empezó todo. Por trabajar allí, tenía yo que coordinar programas de vivienda y ahí fue donde intervino la Edua y nos conocimos”, agregó doña Daneth, una mujer fuerte

Le puede interesar: ¿Y la participación ciudadana?

Hace 35 años se casaron. No tuvieron hijos, pero adoptaron dos: Paula Andrea, y Juan Sebastián, de 24 y 29 años, respectivamente. “Son dos hijos maravillosos que los amamos. Desde pequeños llegaron a nuestro hogar. Uno de ellos llegó cuando tenía 10 meses y el segundo, cuando cumplía dos años. Siempre ha reinado en nuestro hogar el respeto y el amor”. 

Son muchos los momentos que doña Daneth recuerda junto a su esposo. “No podría hablar de un momento feliz que viví con él, porque pasé los mejores años de mi vida, por su naturaleza, en nuestro hogar siempre se respiraba alegría”. 

Navidad era un momento mágico para la familia Arias García. Don Fernando disfrutaba vistiéndose de año viejo y parodiando junto a su familia. 

“Era de los que se disfrazaba un 24, le encantaban los muñecos de fin de año. Se camuflaba entre ellos que para ver si se lo llevaban —sonrisas de melancolía— Se tendía en el piso, junto a los muñecos, para pasar de incógnito. Era muy especial ese momento”, recordó.


Sus amigos 

Sus amigos también lloran la partida de este hombre, que el 27 de noviembre, cumpliría sus 63 años

“Fuimos compañeros desde primero de primaria en el colegio San Luis Rey. Siempre se destacó por ser el mejor del salón. Luego se fue a vivir a Bogotá y después de muchos años nos reencontramos aquí en la ciudad ya todos hechos y derechos. Siempre se destacó por ser un buen caricaturista y por el buen humor. Se burlaba de nosotros con caricaturas. Nos daba regalos de tarjetas con estos dibujos”, le contó al medio Luis Enrique Arango, amigo desde hace 40 años y quien le decía Fernando Antonio, como casi nadie lo llamaba. 

La responsabilidad siempre estuvo por encima de cualquier cosa. “Algo muy particular de él era que nunca tenía tiempo, que siempre estaba ocupado pensando en el trabajo. Siempre fue muy centrado en sus cosas. Era muy apasionado con lo que le gustaba. Un hombre brillante y comprometido con el trabajo y con la ciudad. Siempre tenía una razón de qué reírse. Siempre lo voy a recordar como un muy buen ser humano. Un hombre brillante y servicial con los amigos y con la comunidad. Muy interesado en aprender y en aportar”. 

Jorge Adquins, amigo también golpeado por la partida, dijo: “Desde hace 40 años éramos amigos. En todas las reuniones estaba feliz. Como profesional, no tenemos reparo. Un ser íntegro que le aportó mucho a su familia y a la ciudad. Un gran ser humano sin duda alguna”. 

Lea también: Ciudad global

Sus grandes obras humanas, acciones por la ciudad y entrega con su familia lo catapultan hoy como un hombre maravilloso,  como el arquitecto de las emociones, del buen humor, del amor y de los valores. 

Q.e.p.d. Un abrazo fraternal a uno de los columnistas “estrella” de LA CRÓNICA.


Mensajes de solidaridad 

A través de las redes sociales, conocidos, compañeros de trabajo, amigos y familiares han expresado sus mensajes de dolor por la partida de este hombre recordado por “su buen humor” y “don de gente”.

Roberto Jairo Jaramillo, gobernador electo del Quindío

“Mi sentida voz de solidaridad por el fallecimiento del arquitecto Fernando Arias Romero, gran ser humano y profesional que aportó a nuestra región con su sapiencia e inteligencia. A su esposa Daneth García Londoño, a sus hijos Paula y Juan Sebastián, al igual que a todos sus allegados, un abrazo de amistad y compañía en nombre propio, de mi familia y del equipo de trabajo que me acompaña. Para él paz en la eternidad”. 

Óscar Castellanos Tabares, alcalde de Armenia 

“Lamentamos profundamente el fallecimiento de Fernando Arias Romero, un hombre dedicado a la labor profesional y con todos los pergaminos para haber sido el funcionario destacado que fue. Nos dejó, ocasionando un vacío importante en todos aquellos que logramos compartir con él un espacio, tanto en el ámbito personal como en lo profesional”. 

José Ignacio Rojas Sepúlveda, director de Planeación departamental

“Mi familia muy golpeada con esta triste noticia. Les enviamos un abrazo sincero de solidaridad”. 

Vico Arbeláez Arqui

“A Dios y a la vida por que nos regaló a muchos la oportunidad de no solo tener un jefe, sino el mejor maestro, compañero y amigo, el tiempo pasa, pero el cariño queda, gracias por todo lo que nos dejaste para nuestras vidas profesionales, pero sobre todo, por la humanidad. Sé que el legado que dejas es enorme. Descansa en paz”. 

Geraldine Cardona Pineda

“Jefe, que Dios lo tenga en su gloria. Qué lastima su partida”. 

Richard Scarpetta 

“Se va un gran amigo. Lo recordaremos como la gran persona.


La eucaristía será en el Espíritu Santo

El cuerpo del recordado arquitecto Fernando Arias Romero, exsecretario de Planeación de Armenia, fue velado durante todo el viernes en la funeraria Espíritu Santo

Recomendado: Turismo sostenible

Este sábado, a las 10:00 de la mañana se adelantó la eucaristía en la iglesia de Fundadores para darle cristiana sepultura a Arias Romero.


María Fernanda Ramírez Tejada 
LA CRÓNICA 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net