Miércoles, 22 Ene,2020
Economía / DIC 13 2019 / hace 1 mes

Frisby avanza sobre la entrega de comida en Armenia

Frisby avanza sobre la entrega de comida en Armenia

Sin lugar a dudas es una de las cadenas más exitosas de Colombia, pero quizás también del mundo si pudiésemos comparar o si la firma tuviese sucursales en el exterior. 

 

 

Es que a la hora de pensar en pollo frito, la mayoría de los colombianos, pero sobre todo los armenios pensamos en Frisby, una firma que tiene más de 40 años en nuestro país y que a la fecha cuenta con más de 200 puntos de venta distribuidos en prácticamente todas las regiones de Colombia.

Facturando más de 344.261 millones de pesos al año en ventas, la firma tiene un crecimiento sostenido que se encuentra en el orden del 9% anual, una cifra impresionante si se considera que pocas empresas nacionales pueden mantener ese ritmo. Con la apertura de cada vez más locales en distintos puntos del país, el panorama de crecimiento de Frisby parece no tener un techo establecido.

La reciente incorporación de la entrega a domicilio a estos horizontes de crecimiento apunta seguramente a un crecimiento todavía mayor, ya que ahora se puede pedir a domicilio a Frisby en Armenia, gracias a la alianza de esta firma con la cadena de entregas Domicilios.com. Se trata de una alianza con un carácter muy estratégico que seguramente dará sus frutos a muy corto plazo, en términos de ampliar su base de clientes a niveles insospechados, uno de los grandes pilares de este tipo de expansiones.

Es que el consumo de pollo en Colombia según Fenavi, Federación Nacional de Avicultores colombianos, alcanza un impresionante número de 31 kilos por persona al año, ubicando al país en el puesto 26 a nivel mundial. Estas cifras están entre algunas de las que motivaron que empresas como Frisby se lancen en su momento a comenzar a preparar pollo frito como un producto novedoso y que ahora lidera el mercado nacional en ventas.


La historia de una firma en crecimiento constante

Como muchas de estas grandes cadenas, los orígenes de Frisby están envueltos en la mayor humildad posible, con un pequeño restaurante de barrio que luchaba por mantenerse a flote en un mercado muy competitivo donde cada ventaja solía ser determinante para crecer. Fue la iniciativa de Alfredo Hoyos y su esposa Liliana Restrepo la que permitió que ese humilde local de comidas, que en principio ofrecía pizzas, hoy sea lo que todos conocemos.

El nombre, que tiene que ver más con las pizzas que con el pollo frito, viene de la mano de los pizzeros que lanzaban la masa por el aire buscando extenderla pareja y que asemejaba para muchos de los que pasaban a un frisbee, juguete muy de moda finales de los 70 y comienzos de los 80.

Otro punto clave de la historia de la firma fue la incorporación del pollo frito, gracias a la iniciativa de Alfredo Hoyos, hermano de Alfonso, quien estudiando en Georgia conoció a personas claves que le enseñaron sobre las freidoras industriales y los procesos de producción y elaboración de productos asociados. En poco tiempo importaron estos materiales desde los Estados Unidos, para comenzar a ofrecer pollo frito en una época que todo el mundo lo ofrecía asado.


@frisbylohace

Temas Relacionados: Frisby Economía Gastronomía

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net