Sabado, 14 Dic,2019
Ciencia y Tecnología / NOV 27 2019 / hace 2 semanas

Hijos de madres violentadas durante el embarazo podrían ser menos inteligentes

Hijos de madres violentadas durante el embarazo podrían ser menos inteligentes

/ Pixabay

El 18.6% de las mujeres encuestadas reportaron haber sido abusadas desde el comienzo del embarazo y hasta seis años después del nacimiento del bebé. 

Científicos británicos han descubierto que la violencia doméstica contra una mujer embarazada está asociada con un deterioro de las capacidades mentales de su hijo. En los niños cuyas madres fueron maltratadas, el coeficiente intelectual fue 3%-5% bajo de lo normal. El estudio fue publicado en Wellcome Open Research.


La violencia contra las mujeres

La violencia domestica sigue siendo generalizada incluso en los países desarrollados. Al menos en 2013, la Organización Mundial de la Salud —OMS— informó que el 23% de las mujeres fueron maltratadas en países de altos ingresos.

Además, si la mujer está embarazada, no solo ella, sino también su hijo, sufrirán. Se sabe, por ejemplo, que el estrés durante el embarazo puede tener diversas consecuencias para el feto, desde el nacimiento prematuro hasta las anomalías neurológicas. Sin embargo, existen pocos estudios que vinculen la violencia contra una embarazada con las capacidades cognitivas de su hijo.

De su interés: “Niñas de 15 años embarazadas tienen 86% de probabilidades de tener 3 hijos a los 20”: Zona J


El nuevo estudio

Ahora, un equipo de científicos dirigido por Richard Emsley, del King’s College de Londres, decidió evaluar cuántas mujeres británicas están siendo maltratadas y comprobar cómo afecta esto a la inteligencia de sus hijos.

Los científicos trabajaron con datos del estudio longitudinal Avon de padres e hijos —Alspac—. De las 14 mil mujeres que estaban embarazadas en 1990–1992, se seleccionaron 3.153 que dieron a luz a un niño, proporcionaron información sobre violencia doméstica y afirmaron haber visto a su hijo hasta su mayoría de edad.

Los investigadores calificaron el nivel de inteligencia de los niños en la Escala de Inteligencia de Wechsler, una prueba de varios niveles que incluye pruebas de memoria de trabajo, percepción del habla, comprensión de la información visual y otras habilidades.


Los factores

El 18.6% de las mujeres encuestadas reportaron haber sido abusadas desde el comienzo del embarazo y hasta seis años después del nacimiento del bebé. Al mismo tiempo, el 17.6% informó abuso psicológico y el 6.8% reportó haber sufrido abuso físico.

Como variables colaterales para evaluar la relación entre la violencia materna y las capacidades cognitivas del niño, los investigadores tomaron en cuenta los indicadores demográficos y el estado socioeconómico de los padres, el consumo de alcohol y el tabaquismo durante el embarazo y la depresión materna.

Recomendado: 
Consumir paracetamol durante el embarazo, asociado con mayor riesgo de Tdah en niños


Los resultados

Luego, los investigadores calcularon el número de niños con un nivel de inteligencia por debajo del promedio —menos de 90 puntos— a la edad de 8 años en ambos grupos. En las mujeres que no fueron sometidas a violencia, el 13% de los niños tenía inteligencia por debajo del promedio, el 9.9% tenía inteligencia verbal y el 20.4% tenía inteligencia performativa. Por otro lado, quienes denunciaron haber sufrido violencia tuvieron 16,8%, 12,1% y 25,6%, respectivamente.

Al mismo tiempo, la violencia física, aparentemente, resultó ser más traumática que psicológica: desde el principio, los niños perdieron un promedio de 5.6 puntos en comparación con sus compañeros, y desde el segundo, 2.9.


Un problema real

Por lo tanto, los científicos han demostrado que el problema de la violencia doméstica puede afectar las capacidades mentales de los hijos de las mujeres agredidas. Sin embargo, los autores del trabajo señalan que no se pudieron detectar todos los casos de violencia, porque, por ejemplo, las mujeres tenían miedo de hablar al respecto u olvidaron exactamente cuándo sucedió, por lo que los números reales pueden ser diferentes.

El embarazo es uno de los periodos más delicados en la vida de un humano. A finales del año pasado se reportó que consumir cafeína durante el embarazo puede hacer que los niños nazcan con bajo peso. Además, aquellas mamás que consumen acetaminofén durante el periodo de gestación pueden tener niños con Tdah.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net