Inicio / Mundo / MAY 12 2020 / 1 mes antes

Las gaviotas prefieren las áreas pobladas por humanos

Favorito

Autor : N+1

Las gaviotas prefieren las áreas pobladas por humanos

pxfuel.com

En promedio, la concentración de aves aumentó en un 20% por kilómetro al acercarse a áreas iluminadas. 

Investigadores españoles han descubierto que las gaviotas mediterráneas se han adaptado al ambiente antropogénico y lo prefieren al ambiente natural. El estudio llegó a esta conclusión luego de hacer largas observaciones utilizando collares GPS. Las observaciones explican el crecimiento de la población de gaviotas en las últimas décadas. El artículo fue publicado en Ecology and Evolution.


Contexto

A pesar de que la actividad humana reduce el rango natural de los animales salvajes, muchas especies de animales se adaptan a nuestra presencia. Al mismo tiempo, algunos de ellos se convierten en sinantropos —aquellos para quienes el entorno humano es fundamental para la vida—. Este grupo depende completamente de las personas y prácticamente no vive fuera de sus asentamientos, como la paloma azul o el ratón doméstico.

Si el animal no está fuertemente apegado a la vivienda humana, sino que simplemente la usa como una fuente conveniente de alimento, entonces se le llama sinantropo opcional. Como con el tiempo la actividad económica humana se intensifica, es lógico suponer que puede atraer nuevas especies. En particular, un estudio reciente mostró que las gaviotas que viven en Gran Bretaña no solo roban comida activamente, sino que también prefieren la que toca una persona.

Recomendado: 
Los gatos son una especie más susceptible al coronavirus, afirma la OMS


El estudio

Ahora Francisco Ramírez de la Universidad de Barcelona y sus colegas decidieron descubrir cómo la actividad económica afecta los hábitos alimenticios de las gaviotas mediterráneas —Larus michahellis—, cuya población ha crecido rápidamente en las últimas décadas.

El estudio se realizó en la costa atlántica del sur de España, un área densamente poblada con intensas actividades marinas, en particular, actividades pesqueras, donde potencialmente hay mucha comida para las aves.

Como las gaviotas son muy móviles y es imposible seguirlas como una colonia de ratones, los científicos decidieron observarlas durante un año utilizando la navegación GPS. Para hacer esto, atraparon a 30 adultos y les colocaron rastreadores a base de energía solar. El dispositivo solo pesaba 20 gramos y registraba cada 5 minutos la posición, la velocidad y la aceleración, y transmitía datos a la estación terrestre cuando una gaviota volaba cerca.

Se obtuvieron datos para todo el año de 6 aves. De las 30 iniciales, 2 rompieron los sujetadores del rastreador, otras fueron comidas por depredadores y las demás probablemente dejaron de volar cerca de la estación terrestre.

Para analizar los datos recopilados, los científicos superpusieron un mapa de la permanencia de las aves en un mapa de la actividad humana obtenida mediante el análisis de imágenes satelitales nocturnas: cuanto más luz, más activa es la persona.

Finalmente, los científicos eliminaron del mapa las marcas que indicaban aves en vuelo, ya que los investigadores estaban interesados ​​en la recolección de alimentos. Como resultado, hubo una correlación significativa entre la iluminación nocturna y el número de gaviotas en el área.

De su interés: Maltrato animal: “Hay ausencia de procedimientos y de formalidad administrativa”


Los resultados

En promedio, la concentración de aves aumentó en un 20% por kilómetro al acercarse a áreas iluminadas. Durante la temporada de reproducción —mayo-julio—, hubo una disminución significativa en el interés en los lugares dominados por los humanos, ya que en este período las gaviotas están unidas al nido y son menos móviles.

Los científicos concluyen que la actividad económica proporciona a las gaviotas una cantidad abundante y predecible de alimento, y que un aumento en los números está asociado precisamente con el crecimiento de la actividad económica en las últimas décadas. Para regular su población, se puede intentar regular la eliminación de residuos comestibles.

El comportamiento en presencia de humanos también ha cambiado en los chimpancés: comenzaron a comportarse de manera menos variada. Mucho más inesperadamente, las personas mismas domestican. En el curso de la evolución, adquirieron rasgos faciales más suaves y comportamiento social, en los que fueron ayudados por el gen BAZ1B.
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


Temas Relacionados: Gaviotas

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net