Inicio / Región / FEB 17 2020 / 4 meses antes

Una correcta relación con los animales puede evitar las enfermedades zoonóticas

Favorito

Autor : Lorena Zapata López

Una correcta relación con los animales puede evitar las enfermedades zoonóticas

Para prevenir enfermedades adquiridas por perros y gatos, es necesario realizar control y desparasitación cada 3 meses.

Las afecciones portadas por perros y gatos son las de mayor incidencia en la región, por eso, expertos recomiendan guardar medidas de higiene.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, define las zoonosis como: “aquellas enfermedades infecciosas que se transmiten de forma natural de los animales vertebrados al hombre y viceversa”. Están directamente asociadas a la tenencia de animales de compañía, los que se utilizan en producción pecuaria y a los animales silvestres. Según la naturaleza del agente etiológico se clasifican en virus, bacterias, hongos y protozoos.

Es importante que las personas se informen sobre cada una de estas enfermedades. El reservorio de muchas de ellas, es el mismo ser humano e incluso el medio ambiente. El modo de transmisión va desde el contacto directo con los animales o personas infectadas, objetos contaminados, ingesta de alimentos o agua contaminada, o bien, a través de vectores —picaduras de insectos o mosquitos—. Cada una tiene síntomas específicos, muchos de ellos por niveles: leves, moderados o graves. 

Asimismo, es importante conocer las maneras de prevención, que en muchos casos es la correcta higiene de espacios, la manipulación adecuada de alimentos y el contacto apropiado con los animales.  

LA CRÓNICA consultó a diferentes expertos del departamento para conocer cuáles son las enfermedades más comunes y sus síntomas. Para el caso del Quindío destacaron las afecciones portadas por los animales domésticos y los efectos de las mordeduras de serpientes. 

Vea también: 
En 2050 los cuatro hipopótamos de Pablo Escobar se habrán hecho miles en Colombia
 

Tipos de enfermedades zoonóticas

Enfermedades zoonóticas comunes / Reservorio —Organismo que aloja los microorganismos que pueden causar la enfermedad contagiosa—.
 
  • Escabiosis o sarna zoonótica/ parasitaria Caprinos, bovinos, ovinos, caninos, felinos, porcinos y conejos.
  • Salmonelosis/ bacteriana Animales domésticos.
  • Tuberculosis/ bacteriana Bovinos
  • Brucelosis/ bacteriana Bovinos, bufalinos, ovinos, caprinos, porcinos y caninos
  • Toxoplasmosis/ parasitaria Gatos, bovinos, ovinos, cerdos y aves
  • Toxocarosis/ parasitaria Caninos, felinos, bovinos
  • Cisticercosis/ parasitaria Cerdo
  • Rabia/ viral Caninos y felinos, murciélagos, zorros, zorrillos, primates
  • Leptospirosis/ bacteriana                                   Roedores —urbanos y silvestres—.
  • Encefalitis equina/ viral                                      Aves, roedores y caballos. Transmitida por vectores —mosquitos—.
  • Carbón bacteridiano/ bacteriana Vacas, ovejas, cabras, caballos, asnos, cerdos, perros. Rumiantes salvajes —antílopes y gacelas—.
  • Enfermedades por Escherichia coli/ Bacteriana Perros, gatos y conejos principalmente. 
  • Leishmaniasis/ protozoo, parásito Perro es el principal en el ámbito urbano y animales silvestres.
  • El vector —insecto—                                          debe picar a huéspedes reservorios.
  • Accidente ofídico/ lesión                                    producto de mordedura de serpiente.
 
Nota: En el departamento se maneja como zoonosis a pesar de ser un accidente que puede causar envenenamiento.
 


La rabia, de gran relevancia 

El  Ph.D en biología parasitaria, Jorge Enrique Gómez Marín, explicó que dentro de las enfermedades zoonóticas más relevantes se encuentra la rabia, la cual es una infección que puede ser transmitida tanto por perros como gatos y que tiene un reservorio en la naturaleza como son murciélagos o cánidos y félidos silvestres que pueden portarla. 

Ana Cecilia López Vidal, profesional especializada de la secretaría de Salud del Quindío, advirtió que buscan evitar los casos de rabia y para garantizar ese proceso hacen vigilancia de las mordeduras, principalmente de animales domésticos. “De llegar mordeduras por animales silvestres, que son los de mayor riesgo, estamos prestos a hacer la investigación pertinente. Si el animal es observable y se puede revisar o si es una mascota que cuenta con las vacunas dentro de las fechas útiles, se considera que es una no exposición al virus de la rabia. Si encontramos animales que no tienen vacuna y son callejeros, aumenta el riesgo y tenemos que someter a los pacientes a aplicación de sueros antirábicos y vacunación que corresponde a 5 dosis". 

La profesional destacó que es necesario que la comunidad se vuelva responsable con sus animales. "Deben dar cumplimiento a la ley de tenencia de mascotas, con las vacunas para lograr, entre todos, que la rabia no llegue al departamento”. 

De su interés: Corte Constitucional determinó que animales no son sujetos de derechos


Toxoplasmosis y toxocara

Jorge Enrique Gómez Marín, magister en medicina tropical, Ph.D en biología parasitaria y profesor titular de la Universidad del Quindío, habló con LA CRÓNICA sobre las dos enfermedades que considera relevantes y que son portadas por los animales domésticos. 

Toxoplasmosis: “Es transmitida a partir del gato, que es el principal diseminador y el hospedero definitivo, y por eso la sobrepoblación de felinos callejeros aumenta el riesgo de la transmisión. De allí radica la importancia del control y la adopción para que estén bien nutridos y no sean infectantes. La infección ocurre a través de un parásito —ooquiste— que, una vez depositado en la tierra, puede sobrevivir muchos meses y pasar por las lluvias hacia el agua y el tratamiento con cloro no lo destruye. El mayor riesgo de infección para el hombre es por el consumo de agua sin hervir”. 

Toxocara: “Es una infección transmitida por parásitos. Se da durante la gestación de las perras, que la transfieren a sus crías, las cuales a su vez contaminan el suelo de parques donde los niños son los más afectados. Es relativamente nueva y en la actualidad está aumentando, muy probablemente por la proliferación de perros callejeros y por el cambio climático, cuyas temperaturas favorecen este parásito que afecta principalmente la forma ocular”.

Diego Hoyos Puentes, médico veterinario zootecnista, precisó que para el caso particular de control de las enfermedades que son adquiridas por perros y gatos, “es necesario que se les realice control y desparasitación cada 3 meses y tener a las mascotas en su medio”.

Le puede interesar: Quindío, con alta incidencia de toxoplasmosis

 
 

25 mordeduras de serpiente al año 

Ana Cecilia López Vidal, profesional especializada de la secretaría de Salud del Quindío, señaló que en el proceso de vigilancia epidemiológico de las enfermedades zoonóticas, otro de los eventos que más llama la atención es el de la mordedura de serpiente —accidentes ofídicos—, pues históricamente en el departamento se han registrado un promedio entre 20 y 25  anuales. 

“Este evento es de notificación inmediata, el despacho garantiza la entrega de los sueros antiveneno para poder contrarrestar el efecto de la mordedura. Tenemos como situación positiva que a la fecha no llevamos fallecidos por esta razón. Se continúa con el proceso de seguimiento”. 


Coronavirus: ¿Enfermedad zoonótica?

Liliana Quintero Álvarez, médica epidemióloga de la secretaría de Salud de Armenia, afirmó que el coronavirus no es una zoonosis. “Sucede que, en la historia natural de la enfermedad, se dice que este nuevo virus surge de una mutación que se dio en los animales que le dio las propiedades a esta enfermedad de que infectara al hombre y en este virus sufrió otras mutaciones que le dieron la capacidad de infectar a otras personas, simplemente los animales se ven involucrados en la historia”.

Explicó que el coronaviros produce infecciones respiratorias, las cuales se transmiten de persona a persona, a través de la tos o de estornudos que despiden partículas virales en el ambiente que pueden ser inhaladas por personas susceptibles de presentar la enfermedad.

De acuerdo con el doctor Jhon Carlos Castaño Osorio, Ph.D en ciencias básicas médicas del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí de la Habana, Cuba, quien es profesor titular de la facultad de ciencias de la salud de la Universidad del Quindío y director del grupo de inmunología molecular,“los coronavirus son una familia de virus que están altamente difundidos en la naturaleza, en diferentes animales, mamíferos principalmente, camellos, murciélagos, perros y afecta a los humanos. Tienen manifestaciones de carácter respiratorio y gastrointestinal y causan brotes epidémicos. Hay virus en determinados animales que al contacto con el ser humano hace que los virus hagan un fenómeno de recombinación de su información genética y surjan nuevas especies y aparezcan algunas mutaciones que permiten que el virus salte de especie; es decir, que pase de esos organismos al hombre y ahí es cuando aparecen epidemias con manifestaciones clínicas tan severas”.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net