Opinión / MAY 22 2020

Ciencia, salud y compromiso

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Crearse el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es haber comprendido la importancia de que la investigación debe estar en función de atender diversas problemáticas de la sociedad civil.

Hoy, en un momento en el cual la salud humana se encuentra a merced de la responsabilidad y cuidado de cada uno, pues la fragilidad de nuestro sistema de salud así lo exige, amén de la aún lejana posibilidad de encontrar la vacuna que nos proteja de la COVID-19, hay intenciones ciertas por encontrar estrategias de salud pública, de tal manera que en la región se pueda atender apropiadamente la actual crisis. 

Con tal propósito existe una alianza estratégica entre el gobierno nacional, el departamental y las universidades, a fin de viabilizar proyectos que garanticen, entre otros aspectos, la celeridad de los diagnósticos, tan importante en estos momentos.

En tal sentido, la sociedad quindiana podrá estar segura porque la incertidumbre frente al contagio del virus se enfrentará con los laboratorios existentes y actualizados en la Universidad del Quindío, robustecidos con la apropiación presupuestal que el Órgano Colegiado de Administración y Decisión del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación, en tiempo muy breve aprobó.

Tendremos nuestro laboratorio clínico del Centro de Investigaciones Biomédicas, en el cual históricamente en su primer nivel de atención se han realizado diagnósticos de diferentes enfermedades y ahora se dinamizarán acciones de infraestructura y compra de equipos, encaminadas a tener un área para el diagnóstico molecular de enfermedades prevalentes en la región, además de apoyar el hoy tan imperioso diagnóstico del coronavirus. 

La alianza Estado-universidad posibilita que a partir de las necesidades detectadas, seamos gestores de soluciones estratégicas.

Por su parte, la Uniquindío debe seguir alentada por su compromiso social evidenciado desde una investigación aplicada, que efectivamente responda a proyectos y expectativas regionales; es decir, la tercera misión ejecutándose. En otras palabras, el resultado del trabajo responsable de la docencia y la investigación que, mediante el avance del conocimiento, empeñe sus hallazgos alrededor de beneficios sociales.

Una vez más estamos al frente de una tarea no fácil, pero en la cual estamos comprometidos actores importantes y necesarios. Cualquier inconformidad, natural en estos tiempos de confinamiento, puede verse aclarada con estas propuestas de solución desde la especialidad médica, hacia la necesaria acción moral de propender desde el conocimiento, apoyado estatalmente en las enseñanzas y actuaciones que protejan la vida y brindan esperanza. 

Nos tranquiliza que estos procesos de investigación y producción de conocimientos en salud integran saberes y prácticas éticas y nos incorporan en los retos basados en el territorio y su población.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net