Sabado, 14 Dic,2019
Opinión / DIC 02 2019

Uno y dos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Eventos varios en el país, y discusiones constructivas para el futuro se vienen dando, pero también otras que parecen de centurias anteriores, que han llevado solo a destruir naciones y sociedades. 

Solo para comenzar este diciembre que será histórico y recordado por su atipicidad quiero iniciar la discusión de dos temas.

Uno, el fracaso rotundo del neoliberalismo en Colombia y en los países en desarrollo, el libre mercado tiene sus ventajas y desventajas, pero la parte más difícil le ha tocado a la mayoría de los pobladores. Ha permitido pensar en la riqueza de las naciones pero la redistribución del ingreso no se ha dado y ha permitido ampliar la  brecha entre los que nada tienen y los que mucho tienen. Pero no es para alegrarse según la orilla donde se ubiquen, Europa misma tiene que ir modificando su teoría del Capitalismo Social.

Una de las grandes conclusiones en la historia de la humanidad, con aquella que las tiranías o dictaduras sin importar esquema ideológico son dañinas, es que la vieja pelea entre extremos no ha dejado sino un aumento en todos lados de hombres y mujeres sin un proyecto vida viable desde lo económico y humano. Los socialistas del siglo XXI ahí tienen sus laboratorios sociales y económicos colapsados y fracasando, la extrema derecha lo mismo, los ciudadanos se levantan pidiendo un cambio, que en muchas ocasiones no saben cual proponer. Lo cierto es que se requieren cambios, pero no podemos alejarnos del mundo y del sistema económico donde caminamos, alguno se salieron y han vuelto y con mayores vicios a esta economía mundial, pues es desde ahí que tenemos que conciliar, negociar y llegar acuerdos para mejorar la calidad de vida de muchos y no es destruyendo hoy si infraestructura económica en crisis. Decía un amigo hace treinta años “la revolución no se hizo para que todos vistan harapos, sino para que todos vistan de frac”, guardadas proporciones digamos que lo que necesitamos es que la dignidad humana y la libre movilidad social se garanticen.

Y dos, la salida del aire de noticias Uno de uno de los canales colombianos, debe hacernos reflexionar si en Colombia existe la libertad de prensa y opinión. Muchos derechos están establecidos en la Constitución y solo se hacen efectivos formalmente, ojalá la gente conociera la Constitución Nacional y se hiciera cumplir con sus postulados, eso hace parte del sin sabor nacional. ¿Qué tan diáfano  e imparcial es el contenido de la información de los medios? ¿La censura tácita existe en Colombia? Solo nos queda decir que podemos seguirlo en otra cadena, aunque no de la misma forma, y esto si va a cambiar la fidelidad ya no por cadenas o emisoras, son digitalmente y por programas de opinión.

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net