Al descubierto / NOVIEMBRE 23 DE 2020 / 1 mes antes

El calarqueño Jaiver Nieto se llevó el premio Simón Bolívar de periodismo

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

El calarqueño Jaiver Nieto se llevó el premio Simón Bolívar de periodismo

Jaiver Nieto Álvarez lleva 13 años laborando con el periódico El Tiempo.

Obtuvo el premio de periodismo más importante de Colombia con un  trabajo multimedia sobre la masacre de Bojayá.

“Embarcarse en este especial es regresar a Bojayá de la mano de las víctimas, es oír su canto, recordar la tragedia y acompañarlas a despedir a sus seres queridos. Las crónicas hablan tanto como los videos o el árbol genealógico, que ilustra de manera dolorosa la realidad de las familias destrozadas por la violencia. Este especial es un homenaje y a la vez una advertencia y desde el punto de vista técnico, nos recuerda que el objetivo único de la combinación de formatos es hacer avanzar la historia”. 

Así calificó el jurado de la más reciente versión de los premios Simón Bolívar de periodismo, el especial multimedia titulado Masacre de Bojayá. Sus muertos por fin descansan en paz. El trabajo fue realizado por los periodistas Giovany Ariza, Juan López, Jaiver Nieto Álvarez, Guillermo Reinoso, Heidy Tamayo y Héctor Zamora para el periódico EL TIEMPO de Medellín. 

Uno de los galardonados fue el comunicador social-periodista de la Universidad del Quindío, el calarqueño Jaiver Nieto Álvarez, quien ha ejercido como fotoperiodista en este medio  informativo desde comienzos de 2016, pero antes de eso, también tuvo el mismo cargo en las sedes de esa casa editorial en Pereira —4 años—  y en Bogotá, donde ejerció 5 años. 

Es un todero de la reportería, pero si algo le gusta, lo apasiona y también lo impacta demasiado es el drama que padecen las víctimas del conflicto armado. Nieto Álvarez habló con LA CRÓNICA.

¿Cuál fue su reacción al enterarse de que su equipo fue seleccionado como ganador de los premios Simón Bolívar? 

Me había presentado cerca de 14 veces y en cada ocasión esperaba esta buena noticia. Esta vez fue un trabajo colectivo y es mucha mi satisfacción por haberme ganado un galardón tan importante como este. Espero quedarme con uno individual. 

¿De dónde surgió la iniciativa de rendirle un homenaje a las víctimas de la masacre de Bojayá, Chocó? 

El especial fue una idea de Guillermo Reinoso, uno de los editores en Bogotá, que fue quien lideró todo este proyecto, a propósito de que se cumplían 17 años de los hechos y que durante todo ese tiempo los dolientes de las víctimas venían buscando, al menos, los restos de sus parientes masacrados. Por cercanía, nosotros en Medellín también cubrimos el Chocó, y desde Bogotá se decidió que Heidy Tamayo, que era la periodista, y yo íbamos a viajar hasta ese lugar. La idea fue hacer un especial multimedia con fotografías, videos y con las historias de la gente, porque en octubre del año pasado identificaron los cuerpos de los 79 muertos, entonces iban a hacer un funeral colectivo porque por fin sus parientes iban a ser sepultados. Fuimos a la primera parte que era antes de que llegaran con los cadáveres. Hablamos con las familias de las víctimas, con los líderes de la comunidad, allá estaban construyendo un mausoleo para ellos. Eso fue como una reconstrucción histórica de todo el proceso.    

¿Cuánto tiempo se quedaron haciendo el trabajo de campo? 

Estuvimos 2 días, salimos de Medellín en una avioneta pequeña. Había ido a Bojayá en otra ocasión, pero por Quibdó y había subido por el río Atrato en lancha, pero nunca había ido directamente hasta Vigía del Fuerte, un municipio del Urabá antioqueño que queda al frente de Bojayá, ahí se aterriza en una pista de piedra y se cruza el río en canoa. Fue un poco difícil el viaje y la verdad casi que no llegamos hasta allá. Al regresar necesitaba hacer unas imágenes del pueblo y el piloto desde que despegó empezó a mover la avioneta de forma vertical y eso me aterrorizó mucho. A medio camino nos dijo que había perdido la comunicación con la torre de control y que no nos estaban viendo en el radar, entonces más me asustó. No sé si lo hizo a manera de chanza, pero el tipo nos dijo que frescos, que con el manual llegábamos. 

¿Qué fue lo que más lo impactó de ese trabajo de campo con las víctimas? 

Llegar a Bojayá es como ver a otra Colombia, ahí es donde se da uno cuenta de que toda esa región está en el olvido del gobierno y de nosotros mismos porque allá la pobreza es extrema, no tienen servicios públicos, uno no entiende cómo hacen para salir adelante. Ese primer contacto que tuve me impactó mucho. Pero me llamó la atención la fuerza de la gente que durante todos estos años buscó a sus familiares con ese ánimo de persistir con tal de esclarecer y tener, por lo menos, unos restos óseos para llorarlos. Eso me sorprendió mucho. 

Recomendado: Periodismo ambulante: una entrevista con David Trujillo

¿En el especial multimedia ustedes advierten que existe la posibilidad de que una tragedia como la masacre de Bojayá se repita? 

Sí, de hecho algunos líderes denunciaron que se está viendo nuevamente la presencia de los paramilitares y del ELN. Precisamente en esos días que estuvimos había unas veredas de Bojayá, como a 10 horas en lancha, en las que las comunidades indígenas estaban sufriendo por la presencia de estos insurgentes. Se hablaba de desaparecidos y de amenazas, ellos viven siempre con la zozobra de volver a repetir todo eso.  

¿De dónde le nació ese gusto por la reportería gráfica? 

Empezó en la universidad con las clases de fotografía, pues siempre me llamó mucho la atención todo lo relacionado con la imagen y con la primera cámara pude explorar mucho ese campo y los compañeros reconocían que me quedaban llamativas las fotos y que tenía talento para eso. Empecé a creérmelo y mi práctica la hice en El Tiempo como fotógrafo y gracias a eso el periódico me dio la oportunidad de quedarme un año como freelancer y más adelante me contrató de planta. Me gusta mucho la reportería gráfica de los partidos de fútbol, en ciclismo he tenido la oportunidad de cubrir 2 Vueltas a Colombia y un Tour Colombia. Estos eventos se prestan para tomar imágenes que impactan mucho por toda la fuerza que tiene el deporte. Ahora con toda esta transformación que han venido viviendo los medios y el periodismo, hay que aprender sobre video, entonces también he estado explorando esa parte y siento que voy por buen camino. Mientras se habla mucho de la crisis y de que posiblemente van a cerrar los medios de comunicación, veo más bien una oportunidad a la que nos estamos enfrentando todos porque es un momento para transformarse y aprovechar toda esta era digital. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net