Al descubierto / OCTUBRE 24 DE 2020 / 1 mes antes

Fáber Giraldo y el proyecto para afrontar retos del cambio climático

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Fáber Giraldo y el proyecto para afrontar retos del cambio climático

Fáber Danilo Giraldo Velásquez es considerado una autoridad en temas de tecnología en el Quindío. Foto : Archivo cortesía

Creación de un software para medir variables. Lleva 15 años como docente del programa de ingeniería de sistemas de la Universidad del Quindío. 

Quienes han compartido espacios de labores, aprendizajes e investigaciones con el docente Fáber Danilo Giraldo Velásquez afirman que es una máquina de trabajar que, sin importar la hora, siempre está al pie del cañón porque como ama lo que hace, para él no es un sacrificio, sino un placer. De hecho, él mismo afirma, con el respeto que se merece su esposa, que la investigación fue su primer amor. 

Es ingeniero de sistemas y computación de la Universidad del Quindío, tiene una maestría en ingeniería informática de la Universidad Eafit de Medellín y también un doctorado en informática de la Universidad Politécnica de Valencia, España. Casi todos esos estudios los cursó con becas que se ganó por su excelente desempeño académico. 

Es el director del Centro de Estudios e Investigaciones, Ceifi, de la Uniquindío, es miembro del comité científico central del mismo centro de estudios, es representante del grupo de bioética y también asesora maestrías y sirve de intermediario entre las empresas de tecnología de punta y los estudiantes que buscan oportunidades laborales. 

Desde 2017 lidera, junto con otros académicos, la creación de una plataforma informática que pretende monitorear el cambio climático en el Quindío para producir alertas tempranas y con estas las autoridades tomen las medidas pertinentes en caso de encontrar señales de futuros desastres naturales. Sobre este importante proyecto para el departamento y otros aspectos, dialogó con LA CRÓNICA. 

¿En qué consiste el proyecto de la plataforma informática de servicios climáticos en el Quindío? 

Por medio de un proyecto financiado por regalías que se presentó en 2018 estamos preparando al Quindío con una serie de herramientas para afrontar los retos del cambio climático. Hemos creado en la universidad una red de grupos de investigación en la que participan unas 4 facultades. Los fenómenos del cambio climático afectan, por ejemplo, la agricultura del departamento, porque los vendavales se llevan los platanales, nos alteran los ciclos de producción del café, de los cítricos y demás, pero también inciden en fenómenos de salud pública y otros sistemas productivos. Hay una relación directa entre el caracol africano y el dengue porque estamos viendo que en las conchas de este molusco queda  agua acumulada y en estas encontramos larvas del vector de esa enfermedad. Hemos visto que hay un escenario multisistémico y multivariable donde el cambio climático tiene afectación directa sobre todos los ecosistemas y los servicios productivos del departamento. Por tal motivo a Planeación Nacional le presentamos la idea de que íbamos a manejar el departamento con una serie de capacidades para tratar el cambio climático. Eso requiere la intervención de unas áreas previamente seleccionadas, todo un componente de monitoreo y una restauración de ecosistemas y estamos construyendo una plataforma tecnológica, un software que involucra muchos componentes y con el cual pretendemos detectar lo que está sucediendo en los ecosistemas. Para esto vamos a tener 15 puntos de monitoreo con el fin de medir las variables de la lluvia, velocidad del viento, luminosidad, pero también utilizaremos estaciones acústicas para capturar sonidos del ambiente y de frecuencias en los que podemos diferenciar aves, mamíferos e insectos si es necesario, entonces vamos a unir toda esa información en una plataforma que  instalaremos en la universidad y con la cual arrojaremos información concreta sobre el cambio climático. Todo eso nos permitirá tomar decisiones acertadas y estar mejor preparados para abordar cualquier eventualidad de la naturaleza. 

¿Cuándo comenzó este proyecto? 

Se concibió desde 2018 y fue aprobado en ese mismo año por el Departamento Nacional de Planeación, pero esto viene desde  2017, cuando la Universidad del Quindío decidió crear el Centro de Estudios de Alta Montaña y allí estamos investigadores de informática, salud pública, biología, tecnología, ciencias humanas y educación. 

¿Cómo divide el tiempo para todas las obligaciones académicas que tiene? 

Cuando uno es feliz haciendo lo que le gusta el tiempo no le pasa. Vivo enamorado de lo que hago en la universidad y con la vida científica. Cuando llegué me encantó todo el sistema de investigaciones y encontré una oportunidad muy bonita para desarrollarme profesionalmente y con innovación que contribuye al progreso. Eso es lo que nosotros buscamos y como trabajo con tanta pasión y alegría, pues a todo le saco tiempo porque hay que poner a andar muchas iniciativas. Estamos haciendo silenciosamente una revolución que esperamos que se dé prontamente con la consolidación de la industria Tic en el Quindío, hemos visto cómo ha crecido la presencia de fábricas de software, hemos sofisticado su ingeniería  en el departamento, ahora tenemos uno de los únicos posgrados a nivel de ingeniería de software con titulación internacional, lo que significa que un estudiante puede hacer un año con nosotros, otro en Francia y saca un título de maestría allá en industria 4.0, que es un asunto al cual el gobierno colombiano le ha apostado dentro de lo que nos ha dejado la misión de sabios de 2019, respecto a los retos que tenemos como país. Ahora tenemos doble titulación con Brasil. Todas estas victorias tempranas que hemos logrado han sido gracias a la pasión y al compromiso que le metemos a los cursos de investigación y a todo lo que estamos buscando en pro de nuestros estudiantes.  

Vea también: Miguel Fernando Caro, un poeta que escribe y enseña con una ‘loca’ pasión

 

¿Cuál es la labor que cumple como mediador entre las empresas y los estudiantes? 

La ingeniería de sistemas en Colombia es una de las profesiones que más demanda laboral tiene y la oferta es más bien reducida, es un reto que tenemos inclusive desde la industria Tic y el ministerio del ramo. Previamente han hecho convocatorias para dar becas a estudiantes de los colegios para que se enamoren y trabajen en la tecnología. He tenido la fortuna de tener unas buenas relaciones con el medio productivo precisamente porque nuestros egresados que están vinculados allí han logrado posicionar y dejar en alto el nombre de la Uniquindío y nos reconocen por el nivel que ellos demuestran. De hecho tenemos presencia en Bogotá, Medellín y Cali y en industrias de Canadá, Alemania y Suiza. Uno se vuelve como una especie de mediador y articulador porque los estudiantes me preguntan a dónde pueden ir y los empresarios también, cómo se pueden articular y qué estrategias se pueden implementar con la universidad. Reconozco que me buscan bastante para asesorar y lo hago con mucho cariño. 
 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net