l

Armenia / FEBRERO 28 DE 2024 / 1 mes antes

En Casa del Peregrino preocupación por elevado precio de factura del agua

Autor : Lorena Zapata López

En Casa del Peregrino preocupación por elevado precio de factura del agua

EPA está revisando y dando trámite al caso de este hogar que brinda apoyo social en el municipio.

El excesivo incremento en el precio de recibo del agua que responde al desincentivo de la CRA por consumo exagerado del recurso hídrico tiene en una incertidumbre al centro de servicio social.

NUEVA CRÓNICA QUINDÍO recibió un pronunciamiento desde la Casa del Peregrino que opera en Armenia sobre la factura de agua potable que este mes llegó por 900.000 pesos, un cobro excesivo en el recibo que obedece a la resolución 39 de 2024 sobre activación de desincentivo de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico, CRA, y a la cual se acoge Empresas Públicas de Armenia, EPA, con la que se busca promover el uso eficiente y el ahorro del agua, al tiempo que desestimula su consumo exagerado; esto con el objetivo de contribuir a la protección de los recursos naturales y al cumplimiento de los deberes establecidos en la legislación colombiana. Esta medida, establecida en resoluciones anteriores, se basa en la Ley 373 de 1997 y facultan a la CRA para determinar los niveles de consumo desmesurado. Los usuarios que superen estos límites verán aumentada su factura de acueducto. 

Como lo indica Julio Velasco Morales, director de la Casa del Peregrino San Esteban, esta se consiguió a través de la Asociación Proyecto Colombia, está registrada en Cámara de Comercio, trabaja sin ánimo de lucro y es responsable de la atención, desde hace 23 años, de la atención de más de 50 habitantes de calle que, en un 95 % son adultos mayores en condición de vulnerabilidad alta. 

El líder afirmó: “En esta casa hay dos contadores de agua y dos contadores de luz, pero uno de los contadores de agua fue cambiado por Empresas Públicas de Armenia, EPA, sin autorización de la organización. Luego de esto, el agua empezó a llegar más costosa y cuando hice la denuncia en la alcaldía la respuesta que obtuve fue que esto es una política nacional llamada desincentivo al consumo, la cual indica que a los hogares que consuman más del agua promedio calculado para cuatro o cinco personas se le cobra un dinero adicional; pero nosotros no somos un hogar tradicional; sin embargo, el municipio de Armenia que es el que preside la junta de EPA no tiene en cuenta que esta no es una casa común y corriente, sino una que atiende una población que el mismo municipio es quien está obligado a atender”. 

Añadió: “No solo no atienden esta población porque aún no abre los programas de Centro Día sino que, además, al particular que lo atiende nos pone un servicio tan elevado que no quedará más remedio que decirle a las personas que no se duchen, que no usen el baño, no realizar el aseo y no darles comida ya que no podemos gastar mucha agua porque el costo se volvió supremamente oneroso”. 

El líder, enfatizó: “En promedio hace unos cuatro años el recibo llegaba entre 380.000 y 400.000 pesos y el otro llegaba aproximadamente en 80.000 pesos, entre los dos sumaban 500.000 pesos; sin embargo, desde que hicieron el cambio de contador y con la aplicación de esa nueva política, el recibo puede llegar hasta de 600.000 pesos, pero en el último recibo de un solo contador llegó por 900.000 pesos; significa que ha subido casi un 50 % y en la factura verifico que 250.000 pesos es el impuesto que es como un castigo al desincentivo; desde luego tenemos más consumo y nos cobran más; no se puede comparar esta casa con un hogar común, pero además hay una norma en el país que habla de que todos tenemos derecho a un mínimo vital en agua, estamos hablando de la vida, de seres humanos; la alcaldía nos está diciendo es que acabemos con estos programas y que los adultos mayores vuelvan a la calle; no sé si hay una alternativa diferente”.

Velasco Morales comentó: “Quiénes atendemos estos programas somos particulares que con ayuda de los mismos adultos mayores que, eventualmente, aportan hasta 2.000 o 3.000 pesos podemos brindar alojamiento, atención y alimentación; no pagamos empleado porque ni siquiera alcanza el dinero para eso; pero, desde luego pagamos servicios, compramos alimentos con lo que, algunas veces, amigos y conocidos nos ayudan. Procuramos comprar verduras y proteínas para el consumo diario; pero al parecer, debemos dejar de comprar esos alimentos para poder pagar el recibo del agua”.

Leer: Preocupación por espuma en quebrada del barrio Los Andes

El director del centro afirmó: “En 23 años que tenemos de existencia nunca hemos recibido dinero de la alcaldía o de la gobernación; la Ley 315 del 2009 nos habla de habilitarnos para recibir recursos de la estampilla Pro-adultoMayor, pero esto exige tener un cuidador nocturno, un manipulador de alimentos, un cuidador de ancianos, una persona encargada de seguridad, servicios funerarios; es decir que nos impone tener recurso humano y no alcanzaría ni para pagar el sueldo de una persona, porque además, conozco esos casos; pero sí entendemos que las problemáticas sociales son obligación de la sociedad, la familia y el Estado; la sociedad que somos nosotros estamos haciendo esta labor; la familia tristemente no lo hacen, pero nosotros ya hacemos parte de la familia de estos adultos que atendemos y el Estado es quien está fallando porque no solamente es ausente en los programas prioritarios al servicio de miles de ancianos de la ciudad sino que a los pocos que nos dedicamos a este tema como voluntarios nos maltratan al ponernos más trabas en los procesos”. 

Agregó: “Aquí tenemos personas con problemas de salud y nunca recibimos ayuda de parte de las administraciones; me molesta, me entristece y me duele como ser humano que ni siquiera tengan derecho al mínimo vital de agua y otros temas que ya he manifestado en la alcaldía municipal sin una respuesta contundente ni efectiva. El Estado nunca piensa que las personas que estamos haciendo ese tipo de trabajo social no deben sentirse agobiados; no pedimos reconocimientos, pero tampoco este tipo de trato que cansa y desestimula. Pienso que sí deberíamos tener un tratamiento diferente y que este cobro en los servicios públicos debe examinarse porque atenta contra la vida y de la dignidad de nuestros ancianos”. 

Por último, Velasco Morales expresó: “La alcaldía de Armenia conoce perfectamente el programa y continuamente nos piden que atendamos adultos, lo cual se hace sin ningún costo; no nos negamos a prestar el servicio. No pueden ser arbitrarios, en el artículo 13 de la Constitución Política de Colombia dice que todas las personas somos iguales ante la Ley, pero al finalizar tiene una parte muy hermosa que ni el municipio ni el departamentos ni la nación atiende y, palabras más, palabras menos dice que el Estado promoverá las condiciones para que esa igualdad sea real y efectiva y que en tal caso el Estado garantizará y promoverá que se atienda en forma privilegiada a las personas vulnerables, adultos mayores, habitantes de calle, niños, indígenas y otros y, esto no se está cumpliendo”.

Recomendado: Casa del Peregrino

EPA responde

Desde Empresas Públicas de Armenia resaltaron que ellos deben acogerse a la Ley; sin embargo, Javier Salazar, jefe de atención al usuario, explicó que esta situación es conocida por la entidad y se le está dando trámite para que, cuanto antes, sea descontado el desincentivo al consumo por tratarse de un hogar de paso al que se le solucionará el tema. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net