l

Armenia / JUNIO 15 DE 2024 / 1 mes antes

Por cierre de la IPS Vive Salud trabajadores exigen pago

Autor : Daniel Alejandro Restrepo Tabares

Por cierre de la IPS Vive Salud trabajadores exigen pago

anunciarles que la IPS Vive Salud dejará de prestar sus servicios en Armenia, los trabajadores protestaron esta semana en las afueras de la sede.

La mayoría de los profesionales de la salud que laboran en esta IPS vienen de trabajar en la IPS Humanizar, para muchos se repite el mismo calvario. 

La crisis del sistema de salud en Colombia sigue golpeando fuertemente en los territorios. Esta vez la IPS Vive Salud, que presta sus servicios en las ciudades de Armenia y Manizales anunció a sus trabajadores su cierre definitivo en la capital quindiana, señalando estar enfrentando una crisis financiera insostenible por la falta de pago de las EPS a las que prestan sus servicios, dejando a decenas de trabajadores y pacientes en una situación desesperada.

Liliana Patricia Rodríguez, terapeuta respiratoria, dijo que junto a sus compañeros, alrededor de 20 personas, fueron citados inicialmente para una reunión urgente, en la que pensaron que discutirían formas de pago o la continuidad de nuestros servicios debido a que hasta la fecha les adeudan dos meses de salarios. 

Para su sorpresa y la de sus compañeros les informaron que ya no iban a continuar trabajando con la IPS. “El anuncio de cierre fue súbito, sin aviso previo, generando desconcierto y angustia entre los que esperábamos claridad”, relató la terapeuta respiratoria. 

Dijo que la administración convocó una nueva reunión la semana anterior, supuestamente para discutir un acuerdo de pago con los abogados de la empresa. Sin embargo, los abogados nunca aparecieron. “Nos citaron el jueves siguiente, pero no vinieron. Nos dejaron esperando sin ninguna explicación”, añadió.

La falta de comunicación ha sido una constante en el proceso de cierre de la IPS, lo que ha aumentado el sentimiento de abandono entre los trabajadores. Según Liliana Patricia Rodríguez la empresa les había asegurado que la situación financiera estaba controlada, pero de repente, todo cambió. “Nos dijeron que las EPS no les están pagando, lo que hace insostenible continuar operando. Tenemos una gran población de pacientes crónicos, paliativos y agudos, y trabajamos en varias ramas: terapia respiratoria, terapia física, fonoaudiología, nutrición y terapia ocupacional”.

Otro de los afectados es Dayro Canchalá, fisioterapeuta, quien también expresó su frustración por el cierre de la IPS: “la situación es compleja porque se nos adeudan ya dos meses de pago. Nos dejan en el limbo, sin previo aviso. Muchos venimos de otras ciudades y pueblos y de un día para otro nos dicen que estamos fuera”. El fisioterapeuta mencionó además que muchos dependen casi completamente de este empleo, y la repentina pérdida de ingresos ha dejado a muchos sin medios para cubrir sus necesidades básicas.

Leer: Regiones Autonómicas sí, pero se deben mejorar aspectos como equidad y ordenamiento

Mayoría de afectados venían de trabajar en la IPS Humanizar

Lo paradójico del cierre de la IPS Vive Salud en Armenia es que esta situación reabre heridas de un pasado reciente para la mayoría de estos trabajadores que también vivieron el cierre de la IPS Humanizar hace pocos meses bajo circunstancias similares. 

Una de ellas es Paola Mamián, una fonoaudióloga quien por segunda vez pasa por el cierre de la IPS para la cual trabajaba. “Primero fue Humanizar, y ahora Vive Salud. Es frustrante y decepcionante. Nos dejan trabajar sin advertencia y al final quedamos sin respuestas ni pagos”, relató desconcertada la profesional de la salud.

La fonoaudióloga dijo que en su caso ella es de Popayán y al no contar con transporte propio tuvo que pagar un conductor para asumir las rutas lejanas que le asignó la IPS para la atención de los pacientes. “Ellos sabían lo que venía y no nos dijeron nada. Nos dejan trabajar hasta que ya no pueden más y nos avisan de repente nos dicen que no pueden seguir y nos dejan sin el pago, lo único que quiero es que me paguen para poderme ir”.

Una de las trabajadoras de la salud de esta IPS que vive una situación preocupante es la fisioterapeuta Mayle Colombia Oyola, quien se encuentra en la recta final de su embarazo: “estoy en gestación, con 37 semanas, y actualmente no cuento con EPS porque ante la falta de pago no pude seguir con mis prestaciones sociales. También tengo un niño de cinco años a mi cargo, y nuestra situación económica es muy complicada, me tocó desocupar el apartamento en el que vivía es una situación frustrante”. 

La misma historia se repite entre los afectados. Mauricio Zumárraga, otro fisioterapeuta, describió la precariedad laboral que enfrentaron: “alcancé a trabajar tres meses sin un contrato formal. Nos dijeron que pagarían a 45 días, pero nunca llegó el dinero. Ahora nos deben dos meses de trabajo y no hemos podido tener un acuerdo de pago”. 

Los pacientes también sufren las consecuencias del cierre. Ana Mercedes Bustos, cuya madre de 100 años dependía de los servicios de la IPS Vive Salud, explicó su desesperación al señalar que su mamá está en silla de ruedas y necesita atención constante. “Nos dejaron sin médicos ni terapeutas de un día para otro. La EPS no ha dado ninguna respuesta”. Dijo que en su caso particular venía de ser atendida en Humanizar y que fue una sorpresa terrible al enterarse que esta IPS afronta una situación similar.

Clausurados temporalmente servicios de medicina del dolor y cuidados paliativos de la IPS Vive Salud

Frente a la situación de la IPS Vive Salud en Armenia, se conoció que recientemente la secretaría de Salud del Quindío ordenó el cierre temporal de los servicios de medicina del dolor y cuidados paliativos que presta esta institución, por incumplimiento del Sistema Obligatorio de Garantía de la Calidad contemplados en la Ley 9 de 1979. 

Al respecto, el titular de la cartera departamental, Carlos Alberto Gómez Chacón expresó que en una inspección a los servicios de salud prestados por la IPS y de la situación laboral expresada por los profesionales de la salud, se encontró que en el caso específico de la medicina del dolor y cuidados paliativos no cumplían con los requisitos para la habilitación de ese servicio. 

“Con respecto a las otras actividades, se ha escalado a la oficina del trabajo para que efectivamente se puedan realizar todos los acompañamientos necesarios en esta situación laboral por la que están atravesando los diferentes trabajadores de la IPS”, manifestó el secretario de salud departamental.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net