Ciencia y Tecnologí­a / FEBRERO 28 DE 2021 / 9 meses antes

¿Cuál es el encanto de Marte?

Autor : Diego Arias Serna

¿Cuál es el encanto de Marte?

Diana Trujillo tomó atenta nota acerca de los sueños que quería alcanzar en la vida, pese a sus limitaciones económicas. Hoy, gracias a su esfuerzo, esta caleña es un orgullo para Colombia.

Los humanos no solo deben indagar sobre los problemas del planeta, sino que pueden mirar hacia el cielo, y seguro que podrán resolver algunas dificultades terrestres. 

“Nos enfrentamos con un brebaje infernal de violencia étnica, nacionalismo resurgente, dirigentes ineptos, educación inadecuada, familias que no funcionan, degradación ambiental, extinción de especies, exceso de población, y un número cada vez mayor de millones de personas sin nada que perder. Parece más apremiante que nunca, comprender cómo nos metimos en este lío y cómo vamos a salir de él”, expresan Carl Sagan y Ann Druyan, 1992, en el libro: Sombras de antepasados olvidados.

Ese mismo planteamiento —o parecido— lo han hecho varias personas, unas con formación universitaria y otras con pocos estudios. Es natural que se reflexione así, cuando falta mucho por conocer de la Tierra y nuestro cuerpo, además, que se tengan los problemas enunciados por los citados autores, más otros afines con violencias de todo tipo y la ‘enfermiza’ desigualdad social. Esas ideas volvieron a surgir el pasado 18 de febrero, cuando rover Perseverance de la Nasa hizo su amartizaje en la superficie de Marte, descendiendo en el cráter Jezero. 

¿Pero, a qué se va a Marte? Se quiere iniciar la búsqueda de vida anterior, y porque se cree que antiguamente, el sitio donde llegó, era el lecho de un lago que sería rico en microorganismos fósiles. Igualmente, el viaje se hizo para tomar muestras, estudiar el clima, su geología y preparar el camino para un futuro viaje tripulado. Ese reto ya está teniendo el respaldo del excelente amartizaje, cuando el vehículo de 6 ruedas y 3 metros de largo se adaptó al difícil terrero.   

Quienes han visto el video de la llegada, han tenido que quedar maravillados ante lo que puede hacer la tecnología. Fue todo un espectáculo. Pero no solo la llegada es de admirar, también el despegue de la Tierra mostró el dominio que la ciencia y la tecnología han ido obteniendo para seguir conquistando el cosmos, y en particular el planeta Marte. 

Aportes de los vuelos espaciales 

El sueño empezó a hacerse realidad hace más de medio siglo, cuando Mariner 4 realizó el primer sobrevuelo. Quimera que se ha ido consolidando con el envío de robots. El que acabó de llegar, después de recorrer 470 millones de kilómetros, en un viaje que se inició en julio de 2020, es el quinto enviado por la Nasa. Previo a Perseverance, hicieron el amartizaje los robots: Sojourner, Spirit, Opportunity y Curiosity. El que acaba de arribar lo hizo mejor equipado que los anteriores. Por ejemplo, tiene micrófonos que captaron por primera vez el sonido de Marte. 

Así mismo, llevaron un helicóptero de cuatro patas y menos de 2 kilos de peso, conocido como Ingenuity, que hará 5 vuelos. Este experimento es importante, porque como expresó Elio Murillo: “Es la primera vez que vamos a volar un objeto en otro planeta que no sea el nuestro”. Hay que destacar que lo dijo en español para ser visible la participación de los latimos en este proyecto. De igual manera, Perseverance llevó un aparato que transformará el dióxido de carbono —que compone en un 96% la atmósfera marciana— en oxígeno para la respiración de astronautas en futuros viajes tripulados y como propulsor de cohetes para regresar a la Tierra.

Volviendo al inicio de este artículo, con lo manifestado por Sagan y Druyan, debemos preguntarnos ¿qué le han aportado los vuelos espaciales a la humanidad, además de la curiosidad científica por ‘sacarle’ secretos al universo? Son muchos los beneficios que se han recibido de la conquista espacial: ciencia de los materiales, telecomunicaciones, telemedicina, agricultura, aviación, metrología, instrumentación, etc. Citando un caso muy conocido y de gran utilidad, hay que mencionar al Sistema de Posicionamiento Global, GPS. Técnica de radionavegación que permite la ubicación, la navegación y la cronometría para quien lo necesite, y es gratis.

Así que, estas grandes inversiones científicas y tecnológicas, aparentemente desconectadas de algunos problemas de la humanidad, sí que lo están. Pero, gobernantes, clase dirigente, empresarios y hasta pensadores, conciben el manejo económico, la educación, la salud y la agricultura, para beneficio de unos pocos. Inclusive, las mismas guerras en general la perciben como un gran negocio de unos pocos. Otro aspecto responsable de la tragedia de esa inmensa población que alude Sagan y Druyan, es la corrupción, que en el caso colombiano nada se hace para frenarla. 

Recomendado: Mujeres científicas y la Covid-19

Conquista espacial, más de un interesado 

Volviendo a Marte, hay que decir que no solo EE. UU. está implicado en esta exploración. También participan Rusia hoy —la antigua Unión Soviética ayer—, la Comunidad Económica Europea, China, Japón, y últimamente, países árabes. La primera sonda que estuvo cerca a Marte fue la soviética Mars 1, que el 19 de junio de 1963 pasó a 193.000 kilómetros y no logró enviar información. Luego la Mariner 4, que en 1965 se convirtió en la primera en transmitir información; más tarde la sonda Mariner 9, inició la observación de canales que sugerían haber sido causes hídricos y vapor de agua en la atmósfera. 

La primera nave en aterrizar y transmitir desde Marte fue la soviética Mars 3, que tocó la superficie el 2 de diciembre de 1971. Posteriormente lo harían las Viking 1 y Viking 2 en 1976, que fueron lanzados con el propósito de hallar sistemas biológicos, pero  la Nasa  reportó resultados negativos. Durante el siglo XX se enviaron más sondas, hasta el 4 de julio de 1997 cuando Mars Pathfinder hizo su amartizaje y verificó la posibilidad que un robot se moviese en dicho planeta. Más tarde, en 2004, se lanzaron 2 robots: Spirity y Opportunity. 

La misión tenía más ambición científica, por eso llegaron a Marte situándolos en 2 zonas opuestas para analizar las rocas y buscar agua. Intento que salió favorable porque encontraron indicios de un antiguo mar o lago salado. El viejo continente se hizo presente con la Agencia Espacial Europea que en junio de 2003 lanzó la sonda Mars Espress, que actualmente orbita allí. Después de otros lanzamientos, el 25 de mayo de 2008, la sonda Phoenix aterrizó cerca de su polo norte. 

Esta misión tenía como objetivo desplegar su brazo robótico y hacer prospecciones a diferentes profundidades para examinar el subsuelo, determinar si hubo o pudo haber vida, caracterizar el clima, estudiar su geología y efectuar estudios de la historia geológica del agua, factor clave para descifrar el pasado de los cambios climáticos. Así que hay buena experiencia en los lanzamientos, amartizaje e información que hace llamativo visitarlo científicamente. El color rojo se debe a la gran riqueza de óxido de hierro que hay en su superficie.  

El origen de su nombre viene de la mitología romana que lo consideraba el dios de la guerra, al relacionarlo con el color de la sangre. Esperemos que, el interés científico y tecnológico, que es el encanto de los viajes a Marte, no sea ensangrentado empleando los avances para la guerra. 


Temas Relacionados: Marte Ciencia Nasa

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net